IDENTIFICACIÓN DE LAS PARTES

ACUSADO: JUAN CARLOS GUEVARA ALFONZO, venezolano, titular de la cédula de identidad Nº 12.909.052, estado civil Soltero, Profesión u Oficio, Cocinero, residenciado en la Urbanización Cotoperiz I, Calle Miranda, Casa N° E-87, Municipio Díaz del estado Nueva Esparta, numero telefónico 0295-269.40.55.

REPRESENTANTE DE LA DEFENSA: JHON CUETO, venezolano, identificado con la cédula de identidad No. 12.675.958, abogado de libre ejercicio, inscrito en el Instituto de previsión social del abogado bajo el No. 104.959 con domicilio procesal en la calle San Rafael, edificio Domesa, planta alta, única oficina, Porlamar, Municipio Mariño del estado Nueva Esparta, número telefónico 0414-085.82.60.

REPRESENTANTE DEL MINISTERIO PÚBLICO: Abg. ADRIANA GOMEZ RAMIREZ, Fiscala Novena con competencia Plena del Ministerio Público del estado Nueva Esparta.

VICTIMA: niña (identidad omitida), de conformidad con el artículo 65, parágrafo segundo de la Ley Orgánica Para la Protección del Niño, Niña y el Adolescente, 11 años de edad para el momento en que ocurrieron los hechos.

REPRESENTANTE DE LA VICTIMA: NOEMI DEL VALLE YEGUEZ AGUILERA, identificada con la cédula de identidad No. V-13.347.071.



DELITO: VIOLENCIA SEXUAL AGRAVADA CONTINUADA, previsto y sancionado en el artículo 43 último aparte de la Ley Orgánica Sobre los Derechos de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia.

ANTECEDENTES

En fecha dieciocho (18) de octubre del año dos mil doce (2012), se dicta auto mediante el cual se expresa lo siguiente:

“…Por recibido a través de la Unidad de Recepción y Distribución de Documentos del Circuito Judicial Penal del estado Nueva Esparta, asunto Nº OP01-R-2012-000207, emanado del Tribunal de Primera Instancia en Funciones de Juicio, con Competencia en Materia de Delitos de Violencia Contra la Mujer de este Circuito Judicial Penal, mediante oficio Nº JVCM-884-12, de fecha primero (01) de octubre del año dos mil doce (2012), contentivo de RECURSO DE APELACIÓN DE SENTENCIA, interpuesto en fecha diecinueve (19) de septiembre del año dos mil doce (2012), por el Abogado JHON CUETO, en su carácter de Defensor Penal Privado, fundado en el artículo 542 numeral 1°, 2° y 3° del Código Orgánico Procesal Penal, en el asunto principal signado con el Nº OP01-S-2011-001163, seguido contra el acusado JUAN CARLOS GUEVARA ALFONZO, contra la decisión dictada por el Tribunal A quo, en fecha diez (10) de septiembre del año dos mil doce (2012), en consecuencia, esta Corte de Apelaciones del Circuito Judicial Penal del estado Nueva Esparta, ordena darle ingreso en el libro de entradas y salidas de asuntos llevado por este Tribunal Colegiado. Corresponde el conocimiento del asunto a la Jueza Ponente. ABG. YOLANDA CARDONA MARÍN. Cúmplase…”


En fecha veintitrés (23) de octubre del año dos mil doce (2012), este Juzgado Colegiado ADMITE cuanto Ha Lugar en Derecho el recurso de apelación interpuesto por el Abogado JHON CUETO, en su carácter de Defensor Penal Privado, fundado en el artículo 542 numeral 1°, 2° y 4° del Código Orgánico Procesal Penal, se ordena fijar la Audiencia Oral para el día martes treinta (30) de octubre del año dos mil doce (2012), a las 10:00 horas de la mañana.

En fecha treinta (30) de octubre de 2012, este Despacho Judicial Colegiado, emitió acta de diferimiento mediante el cual se dejó constancia de lo siguiente:

“…En el día de hoy, martes treinta (30) de octubre del año dos mil doce (2012, siendo la hora fijada por este Despacho Judicial Colegiado para que tenga lugar la celebración de la Audiencia Oral y Pública convocada de conformidad con lo ordenado en el artículo 111 Ley Orgánica Sobre los Derechos de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, en el Asunto Penal seguido al acusado JUAN CARLOS GUEVARA ALFONZO, en el asunto signado con el N° OP01-R-2012-000207, se constituye la Corte de Apelaciones del Circuito Judicial Penal del estado Nueva Esparta, a cargo de la Jueza Presidenta, EMILIA URBAEZ SILVA, y los Jueces Integrantes, SAMER RICHANI SELMAN y YOLANDA CARDONA MARÍN, quien ostenta la condición de Jueza Ponente, en compañía de la Secretaria, MIREISI MATA LEÓN. A continuación, la Jueza Presidenta solicita a la Ciudadana Secretaria verificar la presencia de las partes, constatando la misma que se encuentran presentes: El acusado JUAN CARLOS GUEVARA ALFONZO, venezolano, titular de la cédula de identidad Nº 12.909.052, estado civil Soltero, Profesión u Oficio, Cocinero, residenciado en la Urbanización Cotoperiz I, Calle Miranda, Casa N° E-87, Municipio Díaz del estado Nueva Esparta, numero telefónico 0295-269.40.55 y la representante de la Fiscalía Novena del Ministerio Público de la Circunscripción Judicial del estado Nueva Esparta, Abg. Adriana Gómez. dejándose expresa constancia que no se encuentran presentes el Defensor Privado Abg. Jhon Cueto, ni la representante de la víctima Noemí Yeguez Aguilera, en virtud que no fueron debidamente notificados de conformidad con lo establecido en el artículo 175 del Código Orgánico Procesal Penal, tal como se desprende a los vueltos de los folios cincuenta y uno (51) y cincuenta y tres (53) del presente asunto. En tal sentido, este Tribunal Colegiado, en virtud de la incomparecencia de la Defensa Privada y de la representante legal de la víctima, se ordena diferir el presente acto para el día lunes cinco (05) de noviembre del año dos mil doce (2012), a las 10:00 horas de la mañana. Quedando las partes presente debidamente notificadas de conformidad con lo establecido en el artículo 175 del Código Orgánico Procesal Penal. Cúmplase…”

Posteriormente este Tribunal Colegiado, en fecha cinco (05) de Noviembre del 2012, levantó acta de diferimiento en los siguientes términos:

“…En el día de hoy, lunes cinco (05) de noviembre del año dos mil doce (2012, siendo la hora fijada por este Despacho Judicial Colegiado para que tenga lugar la celebración de la Audiencia Oral y Pública convocada de conformidad con lo ordenado en el artículo 111 Ley Orgánica Sobre los Derechos de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, en el Asunto Penal seguido al acusado JUAN CARLOS GUEVARA ALFONZO, en el asunto signado con el N° OP01-R-2012-000207, se constituye la Corte de Apelaciones del Circuito Judicial Penal del estado Nueva Esparta, a cargo de la Jueza Presidenta, EMILIA URBAEZ SILVA, y los Jueces Integrantes, SAMER RICHANI SELMAN y YOLANDA CARDONA MARÍN, quien ostenta la condición de Jueza Ponente, en compañía de la Secretaria, MIREISI MATA LEÓN. A continuación, la Jueza Presidenta solicita a la Ciudadana Secretaria verificar la presencia de las partes, constatando la misma que se encuentran presentes: El acusado JUAN CARLOS GUEVARA ALFONZO, venezolano, titular de la cédula de identidad Nº 12.909.052, estado civil Soltero, Profesión u Oficio, Cocinero, residenciado en la Urbanización Cotoperiz I, Calle Miranda, Casa N° E-87, Municipio Díaz del estado Nueva Esparta, numero telefónico 0295-269.40.55, debidamente asistido por el Defensor Privado Abogado JHON CUETO y la representante de la Fiscalía Novena del Ministerio Público de la Circunscripción Judicial del estado Nueva Esparta, Abg. ADRIANA GÓMEZ. Dejándose expresa constancia que no se encuentra presente la representante de la víctima Noemí Yeguez Aguilera, en virtud que no fue debidamente citada de conformidad con lo establecido en el artículo 184 del Código Orgánico Procesal Penal. En tal sentido, este Tribunal Colegiado, en virtud de la incomparecencia de la representante legal de la víctima, se ordena diferir el presente acto para el día lunes doce (12) de noviembre del año dos mil doce (2012), a las 10:00 horas de la mañana. Quedando las partes presente debidamente notificadas de conformidad con lo establecido en el artículo 175 del Código Orgánico Procesal Penal. Cúmplase…”

En fecha doce (12) de noviembre del 2012, se levanta acta de diferimiento, del cual se desprende lo siguiente:

“…En el día de hoy, lunes doce (12) de noviembre del año dos mil doce (2012, siendo la hora fijada por este Despacho Judicial Colegiado para que tenga lugar la celebración de la Audiencia Oral y Pública convocada de conformidad con lo ordenado en el artículo 111 Ley Orgánica Sobre los Derechos de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, en el Asunto Penal seguido al acusado JUAN CARLOS GUEVARA ALFONZO, en el asunto signado con el N° OP01-R-2012-000207, se constituye la Corte de Apelaciones del Circuito Judicial Penal del estado Nueva Esparta, a cargo de la Jueza Presidenta, EMILIA URBAEZ SILVA, y los Jueces Integrantes, SAMER RICHANI SELMAN y YOLANDA CARDONA MARÍN, quien ostenta la condición de Jueza Ponente, en compañía de la Secretaria, MIREISI MATA LEÓN. A continuación, la Jueza Presidenta solicita a la Ciudadana Secretaria verificar la presencia de las partes, constatando la misma que se encuentran presentes: El acusado JUAN CARLOS GUEVARA ALFONZO, venezolano, titular de la cédula de identidad Nº 12.909.052, estado civil Soltero, Profesión u Oficio, Cocinero, residenciado en la Urbanización Cotoperiz I, Calle Miranda, Casa N° E-87, Municipio Díaz del estado Nueva Esparta, numero telefónico 0295-269.40.55, debidamente asistido por el Defensor Privado Abogado JHON CUETO y la representante de la Fiscalía Novena del Ministerio Público de la Circunscripción Judicial del estado Nueva Esparta, Abg. ADRIANA GÓMEZ. Dejándose expresa constancia que no se encuentra presente la representante de la víctima Noemí Yeguez Aguilera, en virtud que no fue debidamente citada de conformidad con lo establecido en el artículo 184 del Código Orgánico Procesal Penal, tal como se desprende al reverso del folio setenta y tres (73) del presente asunto. En tal sentido, este Tribunal Colegiado, en virtud de la incomparecencia de la representante legal de la víctima, se ordena diferir el presente acto para el día lunes diecinueve (19) de noviembre del año dos mil doce (2012), a las 11:00 horas de la mañana. Quedando las partes presente debidamente notificadas de conformidad con lo establecido en el artículo 175 del Código Orgánico Procesal Penal. Cúmplase…”

En fecha veintidós (22) de octubre de 2012, este Despacho Judicial Colegiado, dictó auto, mediante el cual se dejó constancia de lo siguiente:

“…Visto que para el día jueves diecinueve (19) de noviembre del año dos mil doce (2012), se encontraba pautada la celebración de la Audiencia Oral y Pública convocada de conformidad con lo ordenado en el artículo 455 del Código Orgánico Procesal Penal, en el Asunto Penal seguido al Acusado JUAN CARLOS GUEVARA ALFONZO, por la presunta comisión del delito VIOLENCIA SEXUAL AGRAVADA CONTINUADA, previsto y sancionado en el artículo 43 último aparte de la Ley Orgánica Sobre el Derecho de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, en el asunto signado con el N° OP01-R-2012-000207, y por cuanto en la referida fecha no hubo ni secretaría en esta Alzada, en virtud de que la Corte de Apelaciones no se encuentra constituida, debido a que la Dra. Emilia Urbáez Silva, Jueza Integrante y Presidenta de este Tribunal Colegiado, fue convocada vía llamada telefónica por una funcionaria adscrita a al Sala de Casación Penal del Tribunal Supremo de Justicia, siguiendo instrucciones de la Magistrada Deyanira Nieves Bastida, Presidenta de la Sala de Casación Penal, a una reunión que se estará realizando el día de hoy en la sede del Máximo Tribunal, es por lo que se ordena diferir el presente acto para el día jueves veintinueve (29) de noviembre del año dos mil doce (2012), a las 11:00 horas de la mañana. Líbrense las correspondientes boletas de notificaciones y citaciones y ordénese el traslado del acusado de autos. Cúmplase.

Posteriormente en fecha veintinueve (29) de octubre de 2012, se llevó a efecto Audiencia Oral y Pública, y al respecto se levantó acta de cuyo contenido se explana lo siguiente:

“…En el día de hoy, lunes doce (12) de noviembre del año dos mil doce (2012, siendo la hora fijada por este Despacho Judicial Colegiado para que tenga lugar la celebración de la Audiencia Oral y Privada convocada de conformidad con lo ordenado en el artículo 111 Ley Orgánica Sobre los Derechos de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, en el Asunto Penal seguido al acusado JUAN CARLOS GUEVARA ALFONZO, en el asunto signado con el N° OP01-R-2012-000207, se constituye la Corte de Apelaciones del Circuito Judicial Penal del estado Nueva Esparta, a cargo de la Jueza Presidenta, EMILIA URBAEZ SILVA, y los Jueces Integrantes, SAMER RICHANI SELMAN y YOLANDA CARDONA MARÍN, quien ostenta la condición de Jueza Ponente, en compañía de la Secretaria, MIREISI MATA LEÓN. A continuación, la Jueza Presidenta solicita a la Ciudadana Secretaria verificar la presencia de las partes, constatando la misma que se encuentran presentes: El acusado JUAN CARLOS GUEVARA ALFONZO, quien es de nacionalidad venezolana, natural estado Sucre, titular de la cédula de identidad Nº 12.909.052, Residenciado en la Urbanización Cotoperiz I, Calle Miranda, Casa Nº E-67, adyacente a los Chinos, Municipio Díaz, estado Nueva Esparta, debidamente asistido por el Defensor Privado Abg. Jhon Cueto, la representante de la Fiscalía Novena del Ministerio Público de la Circunscripción Judicial del estado Nueva Esparta, Abg. Adriana Gómez y la representante legal de la víctima Noemí Yeguez Aguilera. Seguidamente la Jueza Presidenta de Sala declara abierto el acto, no sin antes hacer una exposición sucinta del objetivo de la Audiencia y de las actuaciones que integran la causa. De manera inmediata se le cede la palabra a la Parte Recurrente Abg. JHON CUETO, quien expuso: “El presente recurso de apelación de sentencia que se plantea presenta anormalidades en cuanto a normas derecho y de hecho, la sentencia dictada por el Tribunal de Violencia fue tomada por argumentos referenciales y no de derechos ya que el equipo multidisciplinario de ese mismo Tribunal, certifico que la víctima estaba cometiendo testimonios falsos lo cual no fue tomado en cuenta dicho informe realizado por el equipo técnico donde manifestaron que fueron manipuladas la víctima y esta cometió falsedad en su primera declaración por motivos y circunstancia que ella misma ingenio para poder imputar a su defendido realizando una segunda declaración en la cual se arrepiente y establece los hechos verdaderos de lo que ocurrió, las decisiones dictadas por los Tribunales deben estar insertas tomando en consideración el artículo 49 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela que establece el debido proceso, la contumacia y continuidad del mismo proceso, la Sala Constitucional que los juicio de menores deben ser rápido y expeditos ya que esos lapsos no se consideran igual a los de mayores, por todo lo antes expuesto solicito que se declara con lugar el presente recurso de apelación y se ordena la celebración de un nuevo juicio oral. Es todo. Es todo”. Seguidamente, la Jueza Presidenta en atención al Debido Proceso, la Tutela Judicial Efectiva y los Derechos y Garantías Constitucionales que asisten al acusado y de conformidad con lo establecido en el artículo 49 numeral 3 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, se le cede la palabra al Acusado JUAN CARLOS GUEVARA ALFONZO, quien expone: “No deseo declarar”. Se deja constancia que la acusada se acogió al precepto constitucional que lo exime de declarar. Es todo”. Seguidamente la ciudadana jueza solicita a la secretaria de sala verificar si la Fiscala Novena del Ministerio Público ejerció contestación al referido recurso indicando la misma que revisadas las actuaciones se constató que la Fiscala del Ministerio Público dio contestación al referido recurso, en tal sentido, se le cede la palabra a la representante de la Fiscalía del Ministerio Público abogada ADRIANA GÓMEZ, quien expuso: Buenos días Ciudadanos Jueces de la Corte de Apelaciones del circuito Judicial Penal del estado Nueva Esparta en uso de mis atribuciones que me son conferidas en los artículo 17 numeral 16 de la Ley Orgánica del Ministerio Público, paso a dar contestación al recurso de apelación de sentencia interpuesto por el Abogado Jhon Cueto, en su carácter de Defensor Privado del acusado Juan Carlos Guevara Alfonso, en contra de la sentencia definitiva dictada en el juicio oral y pública dictada en fecha 10-09-2012, por el Juzgado Único en Funciones de Violencia contra la Mujer del circuito Judicial Penal del estado Nueva Esparta, quien lo condeno a cumplir 25 años de prisión por el delito de Violencia Sexual Agravada Continuada, hecho previsto y sancionado en el último aparte del artículo 43 de la Ley Orgánica Sobre el derechos de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia en concordancia con el artículo 49del Código Penal Venezolano. En este sentido el defensor recurrente fundamenta la apelación en los numerales 1, 2 y 4 del artículo 452 del Código Orgánico Procesal Penal. En el numero 1 indica violación de normas relativa a la oralidad, inmediación y publicidad de juicio alegando en su primera denuncia violación del principio de concentración y continuidad contenido en los artículos 17 y 335 del Código Orgánico Procesal Penal, ya que indica que la Juez de Juicio durante el debate Oral y Público no le dio continuidad al debate en días consecutivos. Incurre en error dicho defensor por cuanto la Juez de juicio de manera diligente respeto y cumplió la norma establecido en el artículo 106 de la Ley Orgánica Sobre el derechos de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, que le indica que dicho debate no lo puede suspender por un plazo mayor de 5 días y así lo hizo la Juez obviando por supuesto los días que no hubo despecho, de igual manera si esto hubiese ocurrido que no ocurrió, este hecho fue convalidad por dicho defensor, por cuanto esta situación debió ser puesta por el defensor en actas del debate y no consta por cuanto jamás señalo tal irregularidad, razón por la cual convalido la misma y no es hasta ahora que el recurrente se queja de dicha situación. Segunda denuncia, violación al principio de publicidad establecido en el artículo 15 y 333 del Código Orgánico procesal Pena, punto previo indico que el artículo correcto no es el 333 es el 316 numeral 1 del decreto con rango valor y fuerza de la Ley Orgánica Procesal Penal, ya que señala que la Juez de Juicio violo tal principio mediante auto expreso sin estar presente las partes, sin constituirse en sala de juicio, suspendió la continuación del debate y emplazo su continuación para días posteriores y que las decisiones fueron tomadas y dictada a puertas cerradas en la sede administrativa del tribunal y no en la Sala de juicio a la vista del publico, para comenzar indico a esta sala que todo los delitos de connotación sexual debe ser efectuado a puerta cerrada tal como lo establece el artículo 316 del decreto señalado anteriormente por cuanto afecta el pudor y la vida privada de la víctima como del imputado (ya que este corre el riesgo al enterarse el público de que esta incurso en un delito de esta naturaleza que causa estupor rabia y rechazo algo le podría ocurrir) y más aún cuando la víctima es una niña u adolescente que deben ser respetados sus garantías y sus derecho tal como lo establece el artículo 78 de la constitución de la república Bolivariana de Venezuela y el artículo 8 de la Ley Orgánica Para la Protección del Niño, Niña y adolescente, (interés superior del niño) aunado el hecho que dicha privacidad le es otorgada al juez de violencia de acuerdo a lo establecido en el artículo 106 de la Ley Orgánica Sobre el derechos de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia la facultad de preguntarle a la víctima si desea o no que se haga a puerta cerrada, incurre nuevamente el defensor en error que esto se hizo en sede administrativa si desde que se apertura el juicio fue esto solicitado por el Ministerio público tal y como consta en actas de debate y basta que sea acordado por la Juez desde ese primer momento para que en la sucesiva audiencias sean vigente tal solicitud, la norma no indica que cada vez que se suspende y se reanude el debate se deba señalar que el debate es a puerta cerrada. Tercera denuncia, numeral 2 falta contradicción o ilogicidad manifiesta en la motivación de la sentencia o cuando esta se funda en pruebas obtenidas ilegalmente o incorporadas con violación al principio del juicio oral el recurrente indica in motivación manifiesta o falta de motivación en el fallo recurrido, por cuanto la Juez de Juicio no emitió un pronunciamiento categórico o definitivo en cuanto a las razones de hecho y de derecho que sirvieron al sentenciador en primer lugar para dar por probado al cuerpo del delito de violación sexual agravada continuada y en segundo lugar para llegar a la conclusión o su plena convicción de que su defendido era el responsable o el autor de lo anterior trascrito se difiere que la inconformidad del defensor radica principalmente en la falta de motivación de la sentencia recurrida, por cuanto en su criterio el fallo omite el riguroso análisis comparación y concatenación de todas las pruebas incorporadas en el debate indico que la juez de juicio subsumió los hechos en el tipo penal de Violencia Sexual Agravada Continuada, previsto y sancionado en el artículo 43 de la Ley Orgánica Sobre el derechos de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, en concordancia con el artículo 99 del código Penal Venezolano, y se observa en el capítulo denominado en los hechos que el tribunal estima acreditados que la Jueza de juicio dejó asentado lo que ella considera quedo acreditado en el Juicio Oral y privado, es decir la Jueza de juicio Subsumió los hechos en el tipo penal de Violencia Sexual Agravada Continuada, previsto en el artículo 43 de la Ley Orgánica Sobre el derechos de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, en concordancia con el artículo 99 del código Penal Venezolano y posteriormente el capítulo denominado de los fundamentos de hechos y de derecho se encuentra una relación clara y precisa de todos los medios de pruebas que fueron evacuadas en el juicio oral tanto testimoniales en cuanto a documentales con la explicación debidamente motivada de las razones o motivos por las cuales la Jueza de Juicio arribo a la conclusión de declarar culpable al ciudadano Juan Carlos Guevara Alfonso por ser autor responsable del delito de Violencia sexual agravada Continuada, previsto y sancionado en el artículo 43 de la Ley Orgánica Sobre el derechos de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, en concordancia con el artículo 99 del código Penal Venezolano, en perjuicio de la niña Enyerlin Noelia Urbaneja Yeguez, por lo que no le asiste razón al recurrente pues se evidencia sin lugar a duda que la Jueza de juicio realizo el debido análisis, comparación y concatenación con cada medio de probatorio evacuada en juicio oral cumpliendo la sentencia con la exigencia legal de la motivación la cual expresa clara completa, lógica, coherente y suficientes con estricta sujeción de la sana critica en apreciación de las pruebas siguiendo el criterio reiterado de nuestro máximo tribunal. Cuarta denuncia violación de ley por inobservancia de los preceptos constitucionales contenidas en los artículo 24 y 49 ordinal segundo de la Constitución de la república Bolivariana de Venezuela, que se refiere al in dubio pro reo toda persona se presume inocente hasta que se demuestre lo contrario el recurrente se refiere al numeral 4 del artículo 452 del Código Orgánico Procesal Penal, que indica violación de la Ley por inobservación o errónea aplicación de una norma jurídica, indicó y señaló que el defensor recurrente con respecto a este punto se refirió a hechos y delitos que nada tiene que ver con el presente caso, ya que la lectura de la misma se evidencia que se refiere a un delito de robo agravado y a unos funcionarios que nada tuvieron que ver con el caso en comento, se puede entender que fue un error de tipeo de parte del recurrente y se refería al caso si esto fuera así de igual manera indico que esta denuncia es incompatible con las tres señaladas anteriormente, confunde el ciudadano aunque no se invoca en forma expresa dos motivos de apelación incongruentes el de los números 1, 2 y el 4, porque si el alega que existe un error de derecho debe subsanarse tal y como lo señala el N° 1 es que acepta que las otras tres están acordadas con la sentencia impugnada, es decir o la sentencia esta fuera de todo orden procesal de acuerdo a lo señalado en la misma, y debe ser anulada 3, o solo debe corregirse y dictar una decisión propia sobre el asunto con base en las comprobaciones de hecho ya fijadas por la decisión recurrida tal y como lo establece el artículo 457 del Código Orgánico Procesal Penal, consecuencia esta de carácter excluyente que prevé dicho artículo. Por todo lo anteriormente expuesto, solicito muy respetuosamente esta Corte de apelaciones declare con sin lugar la acción recursiva interpuesta por el ciudadano Jhon Cueto, en su carácter de defensor privado del ciudadano Juan Carlos Guevara Alfonso, en contra de la sentencia dictada en el Juicio Oral, publicada en fecha 10/09/2012, por el Tribunal de Primera Instancia en funciones de Juicio con Competencia en Materia de Delitos de Violencia Contra la Mujer de esta misma Circunscripción Judicial, que declaro culpable al mencionado ciudadano como autor del delito de Violencia Sexual Agravada Previsto y sancionado en el artículo 43 de de la Ley Orgánica Sobre el derechos de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, en concordancia con el artículo 99 del código Penal Venezolano, fundamentando la apelación en lo establecido en los numerales 1, 2 y 4 del artículo 452 del Código Orgánico Procesal Penal, que lo correcto seria el 109 numerales 1, 2 y 4 de la ley de la Ley Orgánica Sobre el derechos de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia. A tal efecto solicito que confirme la sentencia definitiva dictada en el juicio oral anteriormente citada. “Es todo”.Seguidamente se le cede la palabra a la representante Legal de la víctima Noemí Yeguez Aguilera, quien expone: “no deseo declarar”. Acto seguido la Jueza Presidenta de la Corte de Apelaciones le preguntó a los Jueces integrantes si iban a efectuar alguna pregunta, tomando la palabra el Abogado Samer Richani Selman, quien le solicitó al manifiesta cuatro denuncia usted habla de violación del principio de publicidad explique porque?: R= por cuanto, la celebración Juicio Oral, se realizo a puerta cerrada. Igualmente habla de falta de motivación del fallo explique. R= por cuanto en la sentencia se tomaron circunstancias que crearon confusiones en el juicio oral, toda vez que habían circunstancia que beneficiaban a mi defendido. En cuanto a lo establecido en el artículo 24 y 457 fue un error de tipo, lo que pretendo con este recurso es que se declara con lugar el presente recurso, se anule la decisión y se ordene la celebre un nuevo juicio oral y publico. Cesaron las preguntas. Oídos los fundamentos de la Apelación interpuesto por el Abogado Jhon Cueto, en su caráter de Defensor Privado y la contestación al referido recurso de apelación realizada por la representación de la Fiscalía Novena del Ministerio Público de la Circunscripción Judicial del estado Nueva Esparta, la Corte de Apelaciones del Circuito Judicial Penal del estado Nueva Esparta, en virtud de la complejidad del caso se reserva el lapso de establecido en el artículo 112 de la Ley Orgánica Sobre los Derechos de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, con el objeto de decidir sobre lo planteado. ASÍ SE DECIDE. Quedan las partes presentes notificadas de lo decidido conforme a lo dispuesto en el artículo 175 del Código Orgánico Procesal Penal…”

Corolario de lo anterior, corresponde a esta Sala conocer, la Apelación interpuesta por el recurrente, contra la decisión publicada en fecha diez (10) de septiembre del año 2012, por el Tribunal de Primera Instancia en Funciones de Juicio con Competencia en Materia de delitos de Violencia contra la Mujer de la Circunscripción Judicial del estado Nueva esparta, por lo cual antes de decidir considera pertinente realizar el siguiente enfoque:


FUNDAMENTOS DEL RECURRENTE

La Parte Recurrente, ratificó los términos del escrito mediante el cual interpuso formal Recurso de Apelación, tal como lo dispone el artículo 452, numerales 1, 2 y 4 del Código Orgánico Procesal Penal, contra la Sentencia proferida en fecha diez (10) de septiembre del año 2012, por el Tribunal de Primera Instancia en Funciones de Juicio con Competencia en Materia de delitos de Violencia contra la Mujer de la Circunscripción Judicial del estado Nueva esparta.

En tal sentido destacó el recurrente, lo que a continuación sigue:

“… Yo, JHON J CUETO, Venezolano, mayor de edad, Abogado en ejercicio, titular de la Cédula de Identidad Nº 12.675.958, e inscrito en el Inpre-Abogado bajo el Nº 104.959, actuando en éste acto en mi carácter de Defensor Penal Privado, del ciudadano JUAN CARLOS GUEVARA ALFONZO, a quien éste Tribunal de Juicio, condenó a cumplir la pena de 25 años y 9 días de Prisión, por la presunta comisión del delito de VIOLENCIA SEXUAL AGRAVADA CONTINUADA, previstos y sancionados en los Artículos 43 ultimo aparte de la ley orgánica sobre los derechos de la mujer a una vida sin violencia, cuyo texto integro fuera debidamente publicado en fecha Diez (10) de Septiembre del presente año, la cual corre inserta a los autos del expediente signado con el N° OP01-S-2011-001163, de la nomenclatura particular llevada por éste despacho, encontrándome dentro de la oportunidad legal prevista en el Artículo 453 del Código Orgánico Procesal Penal, ante usted con el debido respeto ocurro para interponer sólo y exclusivamente en nombre de mi citado defendido, formalmente Recurso de Apelación, en contra de la mencionada sentencia, en los términos que a continuación expreso:

CAPITULO I
DE LA ADMISIBILIDAD DEL RECURSO

El presente recurso, está dirigido en contra de la sentencia dictada en Audiencia Oral y Pública celebrada por el Tribunal Unipersonal Primero de Primera Instancia en Funciones de Juicio, en fecha diez (10) de septiembre del Año Dos Mil Doce (2012), cuyo texto integro fuera debidamente publicado en esa fecha lo cual hace que conforme a lo pautado en el Artículo 453 del Código Orgánico Procesal Penal el presente recurso sea admisible.

CAPITULO II
DE LOS MOTIVOS DEL RECURSO

El Recurso de Apelación, que por medio del presente escrito interpone esta defensa, se fundamenta en los Ordinales 1°, 2° y 4° del Artículo 452 del Código Orgánico Procesal Penal, los cuales señalamos en forma separada a continuación:

PRIMERA DENUNCIA: Violación del Principio de Concentración y Continuidad, contenido en los artículos 17 y 335 del Código Orgánico Procesal Penal.

SEGUNDA DENUNCIA: Violación del Principio de Publicidad, contenido en los artículos 15 y 333 del Código Orgánico Procesal Penal.

TERCERA DENUNCIA: Inmotivación manifiesta o falta de motivación del fallo recurrido.

CUARTA DENUNCIA: Violación de Ley por inobservancia de los Preceptos Constitucionales contenidos en los artículos 24 y 49 Ordinal 2°, de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela.

FUNDAMENTOS DEL PRESENTE RECURSO:

1. VIOLACIÓN DEL PRINCIPIO DE CONCENTRACIÓN Y CONTINUIDAD:
En atención al Principio de Concentración y Continuidad, una vez iniciado el debate, éste debe concluir el mismo día y si ello no fuere posible, continuará durante el menor numero de días consecutivos, es decir, que iniciado el juicio oral y público éste deberá llevarse a cabo en un solo día si ello no fuere posible, el debate continuará durante los días consecutivos que fueren necesarios hasta su conclusión.

Mirado desde éste punto de vista el anterior razonamiento, se puede fácilmente evidenciar, que cuando no se cumple con dichas reglas se está en presencia de la violación de tal pr5incipio.

Ahora bien, en cuanto a la denuncia que aquí se plantea por parte del sentenciador de la recurrida, observa esta defensa, que durante el debate Oral y Público llevado, mediante el cual se encontró a mi defendido culpable de los Delitos de VIOLENCIA SEXUAL AGRAVADA CONTINUADA y por los cuales se le condenó a cumplir la pena de 25 años y 9 días de prisión, se incurrió en violación del Principio de Concentración y Continuidad, en razón de que dicho debate en principio no se llevó a cabo durante días consecutivos tal y como lo preceptúan las normas contenidas en los artículos 17 y 335 de la Ley Adjetiva Penal, violación esta que la materializa el juez de juicio, cuando una vez declarado abierto el debate y después de oír al Ministerio Público plantear su acusación, a la defensa esgrimir sus argumentos en contra de dicha decisión y al imputado declarar, suspende el debate para que continúe posteriormente en fechas posteriores, es decir, cuarto (04) días hábiles después; para luego en dicha fecha decepcionar la declaración de un solo funcionario policial y proceder a suspender el debate ordenando su continuación en fecha posteriores, es decir, cinco (05) días hábiles después; suspendiendo en dicha fecha, mediante auto expreso del Tribunal nuevamente el debate para día posteriores a cada audiencia, es decir, Ocho (08) días hábiles después, con todo lo cual obviamente el juez de juicio está infringiendo y violentando de manera flagrante el Principio de Concentración y Continuidad, ya que no le dio continuidad al debate en días consecutivos, tal y como se consagra en los artículos 17 y 335 del Código Orgánico Procesal Penal.

El simple hecho de que la norma contenida en el artículo 335 de la Ley Adjetiva Penal, faculte al Juez para suspender el debate por un plazo máximo de 10 días, en los cuatro supuestos previstos en la misma, no le otorga ni mucho menos le concede al juez, la discrecionalidad de reanudar un debate que haya sido suspendido después de transcurrido el lapso de los 10 días máximos establecidos en dicha norma jurídica, ya que de ser así, se estaría incurriendo en la violación de la precitada norma jurídica y de la contenida en el articulo 337 ejusdem, por cuanto lo procedente y ajustado a derecho en ese supuesto sería declarar interrumpido el debate y ordenar el juicio de nuevo desde su inicio

En el presente caso, el juez de juicio incurrió en infracción flagrantemente el Principio de Concentración y Continuidad, cuando al suspender el debate, no reanuda el debate sino el día quinto o octavos, lo cual es violatorio tanto de lo contenido en la norma del artículo 335 como de la contenida en el artículo 337, ambos del Código Orgánico Procesal Penal. Es evidente que no puede ser considerado como reanudación del debate, el hecho de que el Tribunal de Juicio mediante auto expreso, sin haberse constituido en sala de juicio y sin haber cumplido con el contenido del artículo 336 de la Ley Adjetiva Penal, en lo que respecta al resumen breve del juez de los actos cumplidos con anterioridad, haya procedido inaudita parte ha suspender el debate; de allí que esta defensa infiera la violación de tal principio, así como de lo dispuesto en el artículo 337 del Código Orgánico Procesal Penal, al no haberse declarado interrumpido el debate y ordenado la realización del mismo desde su inicio.

La violación del Principio de Concentración y Continuidad se hace más evidente aún, cuando el juez a sabiendas de que el debate solo podía ser suspendido por causa de incomparecencias de expertos y testigos UNA SOLA VEZ tal y como lo dispone el artículo 357 del Código Orgánico Procesal Penal, omitió dicha limitación y procedió en fechas distintas, a suspender el debate por incomparecencia de los testigos y expertos; suspende el debate por incomparecencia de testigos y expertos; todo lo cual viene a corroborar la denuncia aquí hecha por la defensa en cuanto a la violación del mencionado principio.

Para demostrar tal denuncia, la defensa ofrece como medio de prueba los autos dictados por el Tribunal los días 24 de Octubre y 12 de Noviembre de 2007, los cuales cursan a los autos del expediente, solicitando que se incorporen por su lectura a la audiencia Oral, con lo cual esta defensa pretende probar que el Tribunal de juicio no se constituyó en sal de juicio a los fines de respetar la publicidad del debate y suspender el mismo por las causas a que hubiere lugar, ni mucho menos se llegó a levantar acta de debate alguna en lo que respecta a dichos actos; de igual manera ofrezco certificación de computo de los días hábiles transcurridos en el Tribunal de Juicio Nº 01 de este Circuito Judicial Penal, debidamente expedido por secretaría, el cual me reservo de presentar en la audiencia de conformidad con lo que pauta el artículo 455 de la Ley Adjetiva Penal, dicha prueba, es pertinente por cuanto guarda relación con los argumentos aquí esgrimidos, es útil y necesaria por cuanto a través de la m9isma se pretende demostrar la violación del principio aquí denunciado y es legal y licita por cuanto en su obtención no se quebrantó disposición o formalidad legal alguna.

Por lo antes expuesto es por lo que denuncio la violación del Principio de Concentración y Continuidad, contenido en los Artículos 15 y 333, ambos del Código Orgánico Procesal Penal, de conformidad con lo establecido en el Ordinal 1° del Articulo 453 del Código Orgánico Procesal Penal, solicitando la declaratoria con lugar del recurso aquí interpuesto, declarando NULA la sentencia que aquí se impugna y ordenando la celebración de un nuevo j8uicio oral y público ante un Juez distinto del que pronunció la misma.

2. VIOLACIÓN DEL PRINCIPIO DE PUBLICIDAD:

En atención al Principio de Publicidad, el juicio oral tendrá lugar en forma pública, salvo que se de alguna de la excepciones contenidas en los Cuatro (04) Ordinales contenidos en el artículo 333 de la Ley Adjetiva Penal, supuestos en los cuales el juez puede resolver celebrar el debate total o parcialmente a puertas cerradas, de lo contrario el debate será totalmente público. Analizando el anterior razonamiento, se puede fácilmente evidenciar, que cuando no se cumple con dichas reglas se está en presencia de la violación de tal principio.

Ahora bien, en cuanto a la denuncia que aquí se plantea por parte del sentenciador de la recurrida, observa esta defensa, que durante el debate Oral y Público llevado a cabo, se incurrió en violación del Principio de Publicidad, mediante auto expreso sin estar presentes las partes, sin constituirse en sala de juicio, suspendió la continuación del debate y emplazó su continuación para el día posterior.

Es evidente, que una vez iniciado el juicio oral y público en contra de alguna persona, todas y cada una de las decisiones que se lleven a cabo en dicho juicio, deben llevarse a cabo en las salas de juicio destinadas para tales fines, en presencia de las partes y a la vista del público, por aplicación del Principio de Publicidad, ya que todo lo que suceda en el juicio, salvo las excepciones establecidas en la Ley, ha dictar un auto expreso suspendiendo el debate y ordenando su continuación para determinado día, el juez de juicio está infringiendo y violentando de manera flagrante el Principio de Publicidad, ya que dichas decisiones fueron tomadas y dictadas a puertas cerradas en la sede administrativa del Tribunal y no en sala de juicio a la vista del público, con lo cual no se le dio cumplimiento a dicho principio, tal y como se consagra en los artículos 15 y 333 del Código Orgánico Procesal Penal.

Para demostrar tal denuncia, la defensa ofrece como medio de prueba de las actas de debate correspondiente a los días, y los autos dictados por el Tribunal los días, los cuales cursan a los autos del expediente, solicitando que se incorporen por su lectura a la audiencia Oral, con lo cual esta defensa pretende probar el modo como se desarrolló el debate, la observancia de las formalidades, las personas que intervinieron, y los actos que se llevaron a cabo y las fechas en que se llevaron a cabo las continuaciones de debate.

Por lo antes expuesto, es por lo que denuncio la violación del Principio de Concentración y Continuidad, contenido en los Artículos 15 y 333, ambos del Código Orgánico Procesal Penal, de conformidad con lo establecido en el Ordinal 1° del Artículo 452 del Código Orgánico Procesal Penal, solicitando la declaratoria con lugar del recurso aquí interpuesto, declarando NULA la sentencia que aquí se impugna y ordenando la celebración de un nuevo juicio oral y público ante un Juez distinto del que pronunció la misma.

3. INMOTIVACIÓN MANIFIESTA O FALTA DE MOTIVACIÓN DEL FALLO RECURRIDO:
Denunciamos en este acto, que la sentencia que por medio del presente recurso se impugna, se encuentra manifiestamente infundada, es decir, incurre en el vicio de falta de motivación, puesto que la recurrida no emite un pronunciamiento categórico o definitivo en cuanto a las razones de hecho y de derecho que sirvieron al sentenciador en primer lugar para dar por probado el Cuerpo del delito de VIOLENCIA SEXUAL AGRAVADA CONTINUADA; y en segundo lugar, para llegar a la conclusión o a su plena convicción de que mi defendido era el responsable o autos de dichos delitos, con lo cual evidentemente el sentenciador incurrió tal y como aquí se sostiene, en el vicio de falta de motivación de la sentencia que por medio del presenten escrito se impugna, con lo cual surgen dudas sobre el alcance probatorio que el sentenciador le asigna a los elementos del proceso que ha acogido para dar por demostrado tanto el cuerpo del delito como la citada culpabilidad, puesto que no aparecen expresados con la debida claridad, precisión y análisis, los fundamentos jurídicos del fallo recurrido, tal como lo requiere la Ley.

Para el establecimiento de los hechos demostrativos de la responsabilidad criminal, el sentenciador tiene que proceder de acuerdo con el resultado suministrado por el proceso ( Articulo 13 del Código Orgánico Procesal Penal ) ya que no se puede establecer probados los hechos, sino mediante el análisis de todas y cada una de las pruebas incorporadas legalmente al debate, todo lo cual, por exigencias de nuestro sistema procesal penal, debe ser reflejado por el sentenciador en la parte motiva de su fallo, pues de no ser así, evidentemente nos encontramos en una absoluta falta de motivación de la sentencia o dicho en otros términos, nos encontraríamos en presencia del vicio inmotivación de la sentencia, y con ello en presencia de una sentencia ineficaz e improcedente y que en definitiva no se ajusta a la función judicial, que tiene por norte la interdicción de la arbitrariedad y que permite constatar los razonamientos del sentenciador necesarios para que el acusado y las demás partes conozcan las razones que le asistan, indispensables para poder ejercer con propiedad los recursos, es obvio que la misma no podrá en ningún momento ser omitida bajo ninguna circunstancia por el sentenciador, pues de hacerlo así estaría violentado impunemente la incolumidad de principios fundamentales como el derecho a la defensa, a una sentencia justa e imparcial y a los principios de la tutela jurídica efectiva (Artículo 49 de la Constitución Nacional).

En el presente caso, el sentenciador a los fines de demostrar la responsabilidad y consiguiente culpabilidad de mi defendido, tan sólo se limitó a transcribir entre otras cosas los siguiente: “…El Tribunal les da credibilidad al dicho de los funcionarios policiales ANGELVIS PINO, DR ELVIA ANDRADE, LISET MACANO, MAGALY BENCHIMOLL, JOSE GREGORIO HERNANDEZ, ALBERTO CAMEJO, ENTRE OTROS.

Con lo cual dejó de establecer correctamente los hechos supuestamente dados por probados. En pocas palabras, observa esta defensa que en dicha sentencia se le condena a mi defendido a cumplir la pena de 25 años y nueve (9) Días de prisión por la presunta comisión de los delitos de VIOLENCIA SEXUAL AGRAVADA CONTINUADA, previstos y sancionados en los Artículos 43 EN LA LEY ORGÁNICA SOBRE LOS DERECHOS DE LAS MUJERES A UNA VIDA LIBRE SIN VIOLENCIA, respectivamente, con el solo dicho referencial de los funcionarios policiales actuantes en el procedimiento, quienes aún cuando hicieron referencias al supuesto dicho de la víctima, estas referencias no fueron corroboradas por ningún otro elemento durante el debate, es evidente que el sentenciador no se percató que si dichos funcionarios no estuvieron presentes para el momento de suceder los hechos, mal pudo haber considerado como suficientes las referencias hechos por éstos en su declaración, las cuales no fueron corroboradas en ningún momento por su referente, es decir, que por las simples referencias hechas por los funcionarios actuantes procede a condenar a mi defendido a la pena antes citada, lo cual desde el punto de vista probatorio constituye a criterio de esta defensa un error de juzgamiento, que conlleva a que se evidencie a su vez una ausencia absoluta de las razones por las cuales se le condena por tales hechos punibles, lo que en definitiva se traduce en el vicio de inmotivación.

No obstante ello, observa la defensa que el sentenciador a los fines de justificar su argumentación jurídica para dar por demostrada la responsabilidad de mi defendido en dichos delitos, se sirvió del simple hecho de que ASIAN (sic) REFERENCIAS QUE LA VICTIMA LES MANIFESTO ESO LO CUAL POSTERIORMENTE Y AVUVA (sic) VOZ LA MISMA MANIFESTO TANTO EL EQUIPO MULTIDICIPLINARIO DE ESTE TRIBUNAL QUE MINTIO Y EN PLENA AUDIENCIA LA MISMA DECLARO LO MISMO QUE FUE SU NOVIEO QUIEN REALISO (sic) ESTOS ACTOS CARDANALES (sic) a tal punto de identificarlos tan pronto hicieron acto de presencia en el lugar del hecho, circunstancia esta que no fue corroborada ni quedó probada en el debate por cuanto la víctima declara que no fue mi defendido; de allí que el sentenciador haya inferido que mi defendido participó en el hecho y sea culpable del mismo por manera referencial y suposiciones y por jurisprudencias que refieren lo cual el deber ser resultados categóricos y contundentes que vincules y certifiquen dichos hechos.

Finalmente considera ésta defensa que la sentencia incurre en el vicio de la inmotivación, al fundamentarse dicha sentencia en un falso supuesto de hecho y se basa en un falso supuesto de hecho ya que el sentenciador al fundamentar su sentencia en hechos no constitutivos de prueba alguna, tal como lo es lo que pudo haber dicho la victima que no declaró en el debate, incurre en el vicio de inmotivación.

De lo antes expuesto, Ciudadanos Magistrados de la Corte de Apelaciones, es innegable que cuando el sentenciador hace la afirmación y fundamentación antes citada, está incurriendo en el vicio denunciado por esta defensa, como de Sentencia fundada en hechos no constitutivos de prueba alguna y lo cual se traduce en un falso supuestos de hecho, ya que la victima de éste proceso y único testigo presencial de los hechos no llegó a declarar o a rendir testimonio durante el juicio, por lo que mal pudo haber establecido el sentenciador lo que tuvo en su mente la victima para le momento de suceder los hechos, lo cual permite a ésta defensa afirmar que la sentencia se funda en hechos no constitutivos de prueba alguna y como consecuencia de ello en falso supuesto de hechos, tal y como se puede evidenciar con una simple comparación entre el argumento dado por el sentenciador en la recurrida y el contenido del Acta de las Debate, las cuales contienen las pruebas que fueron incorporadas al juicio.

Ciudadanos Magistrados, es sano concluir que la motivación del fallo en cuestión no puede ser el resultado del simple capricho del sentenciador ni mucho menos de una enumeración tacita o expresa de las pruebas aportadas al proceso, sino que la misma debe ser el resultado necesario y obligatorios del análisis y comparación de dichas pruebas, de la concatenación del resultado del debate con la de nuestro ordenamiento jurídico vigente, es decir, la concatenación y subsunción de los hechos con el derecho, explanando en forma clara y precisa conforme a nuestro sistema de valoración de pruebas, estipulado en el Artículo 22 del Código Orgánico Procesal Penal, las pruebas y otros elementos de convicción con que dio por demostrados tales y cuales hechos, explicando razonadamente el porque de tales apreciaciones y el porque del derecho aplicado a un hecho en concreto…

…De lo antes citado, podemos concluir que en el presente caso la recurrida incurre en el vicio de inmotivación, cuando para condenar a mi defendido por los delitos de VIOLENCIA SEXUAL AGRAVADA CONTINUADA, tan solo se basa en las declaraciones de los funcionarios policiales actuantes en el procedimiento, cuyos dichos fueron referenciales, que no fueron corroborados en el debate por su referente ni por ningún otro elemento, POR HECHOS DE MANERA DE CHISME O COMENTARIOS LOS CUALES NO FUERON CONTUNDENTE SOLO QUE ME COMENTARON LOS CUALES FUE DESVIRTUADO POR LA VICTIMA LA CUAL DECLARA QUE LO REALIZO POR MOTIVOS DE QUE ESTA PERSONA NO LA DEJABA SALIR Y LE TENIA RABIA Y QUE ELLA MISMA LO RATIFICO EN PLENA AUDIENCIA hace que dicha resolución sea irracional, oscura y que da lugar a dudas en la mente de mi defendido, que se pregunta como es posible que haya sido condenado con el solo dicho de los funcionarios policiales, cuando bien es sabido a través de la notoriedad judicial, que el solo dicho de los funcionarios policiales no es suficiente para inculpar a los procesados, pues sólo constituye un indicio de culpabilidad.

En mayor abundancia a todo lo antes señalado, esta defensa se permite invocar y traer a colación, el criterio reiterado y sostenido de manera pacifica, permanente y constante de la Sala de Casación del Tribunal Supremo de Justicia en lo que respecta al valor que representa dentro del proceso penal, la sola declaración de los funcionarios policiales dentro del proceso penal…

De las anteriores citas jurisprudenciales de nuestro máximo Tribunal de la República es conclusión obligada, que en la sentencia el juzgador tiene necesariamente que establecer los hechos que han originado el proceso y por supuesto, el derecho aplicable a los mismos, lo cual implica que se debe establecer de modo inequívoco la valoración judicial de la acción humana transgresora, a cuyo efecto debe indicarse la regla que configura el tipo delictivo con todas sus modalidades, es decir, los hechos; así como también, las razones de derecho, o sea, aquellas en que se establece la relación de causalidad material y de causalidad psíquica en la realización del hecho punible. En dicha labor, el sentenciador debe esquematizar los puntos que hayan sido alegados y probados en el transcurso del juicio, debiendo expresar todas aquellas circunstancias que determina declarar con lugar o sin lugar los hechos a que se contrae la acusación del Ministerio Público en contra del acusado o parte de los mismos, en este mismo sentido el sentenciador está obligado a explanar en el texto de la sentencia el análisis de las pruebas debatidas, su valoración y mérito, en relación con los presupuestos procesales, es por ello que reiteradamente nuestra jurisprudencia ha sostenido “Que todo procesado tiene derecho a saber porque se le condena y el motivo por el cual se le declara improcedente su solicitud”, ya que la motivación de la sentencia no es otra cosa que el señalamiento objetivo del resultado del juicio, con indicación y subsunción de las normas sustantivas y adjetivas aplicables al caso, expresándose además las razones de hecho y de derecho en que se funda la sentencia, quedando entendido con esto, que cuando las razones de hechos son insuficientes, ambiguas o contradictorias, las mismas equivales a su completa omisión y en tal virtud, una sentencia que tenga tales vicios se encontraría viciada de nulidad por inmotivación o falta de motivación. En razón de todo lo antes dicho, manifiesto de manera categórica que la citada sentencia de Primera Instancia, que por medio del presente escrito se impugna, incurre en el vicio de falta de motivación.

En virtud de todo lo antes expuesto en este punto, es por lo que esta defensa con fundamento en lo pautado en el Ordinal 2 del Artículo 452 del Código Orgánico Procesal Penal, solicita la declaratoria con lugar del presente recurso interpuesto y consecuencialmente por no haber obrado prueba en contra de mi defendido que desvirtúe la presunción de inocencia, lo declare NO CULPABLE, dictando una decisión propia tomando en consideración para ello la fijación de los hechos establecidos por la recurrida, por haberse incurrido en dicha sentencia en el vicio de falta de Motivación; decretando su inmediata libertad conforme a lo pautado en el Artículo 458 del Código Orgánico Procesal Penal; o en su defecto ordenando la celebración de un nuevo juicio oral y público ante un Juez distinto del que pronunció la misma.

4.- VIOLACIÓN DE LA LEY POR INOBSERVANCIA DE PRECEPTOS CONSTITUCIONALES:

El sentenciador de la recurrida incurrió en violación de la Ley, por inobservancia de los Preceptos Constitucionales contenidos en los Artículos 24 y 49 Ordinal 2°, de la Constitución Nacional, en razón a que en la recurrida, la Juez de Primera Instancia omite de manera pretermitible la aplicación de las Normas Constitucionales antes citadas.

Ahora bien, nuestro estado Venezolano, a través del contenido de los Artículos 24 y 49 Ordinal 2°, consagra y reconoce los Principios y Garantías del In dubio Pro Reo y Presunción de Inocencia, pero en el caso que hoy nos ocupa, y por el cual ocurrimos ante su cometerte autoridad, se ha evidenciado que el Tribunal de Juicio inobservó la aplicación de tales principios en el momento de sentenciar, con lo cual se puede afirmar que la sentencia que aquí se impugna adolece de vicios en el proceso los cuales no son convalidables, toda vez que, por una parte, consideró comprobada la culpabilidad de mi defendido, basándose única y exclusivamente en el solo dicho de los funcionarios policiales actuantes, los cuales en principio hicieron surgir la duda razonable a favor de mi defendido, ya que dichas declaraciones constituyeron a todas luces dichos referenciales que no fueron corroborados durante el debate por el supuesto referente quien no declaró, ni por ningún otro elemento u órgano de pruebas, circunstancia esta, que permitía ante esa duda, por aplicación del Principio In Dubio Pro Reo, se declara NO CULPABLE a mi defendido de los delitos de Robo Agravado y Porte Ilícito de Arma de Fuego, lo cual no se hizo, ya que por el contrario, el Aquo procedió malamente a condenarlo por tales hechos punibles inobservando la aplicación en este caso del mencionado principio contenido en el artículo 24 del Texto Constitucional.

Igualmente la sentencia recurrida, incurre en violación de la Ley por Inobservancia del Principio de Presunción de Inocencia, al no aplicar u omitir la aplicación del Precepto Constitucional contenido en el Ordinal 2° del artículo 49 de nuestra Ley Fundamental, cuando el Juez de Juicio en su sentencia pretende desvirtuar tal presunción con el solo dicho referencial de los funcionarios policiales Diógenes Méndez Quijada, Jonathan González y Junior Marín, al valorarlos como pruebas suficientes para dar por demostrada la culpabilidad de mi defendido, sin percatarse que constituye un hecho notorio judicial que la notoriedad judicial, que “el solo dicho de los funcionarios policiales no es suficiente para inculpar a los procesado, pues sólo constituye un indicio de culpabilidad”, siendo ello así mal pudo la recurrida dar por enervada o desvirtuada la presunción de inocencia de mi defendido, por cuanto tal principio exige que obren pruebas contundentes y que no den lugar a dudar sobre la culpabilidad del individuo, lo cual fue omitido e inobservado por el sentenciador al emitir su pronunciamiento de culpabilidad sobre esas bases, ya que de haberlo observado hubiese declarado la NO CULPABILIDAD de mi defendido, lo cual no lo hizo, incurriendo de esta manera en violación de la Ley, por inobservancias de dicho precepto constitucional.

Cabe advertir que el derecho constitucional a la presunción de inocencia, sólo puede ser desvirtuado cuando se determina en el juicio la culpabilidad de los sujetos incriminados y tal extremo no quedó claramente establecido en el presente caso, por lo cual denuncio en este acto la violación de la Ley por inobservancia de ése derecho.

En virtud de lo antes expuesto en este punto, es por lo que esta defensa con fundamento en lo pautado en el Artículo 452 Ordinal 4° del Código Orgánico Procesal Penal, solicita la declaratoria con lugar del presente recurso de apelación y consecuencialmente decrete la nulidad absoluta de la sentencia recurrida, por haberse inobservado los Preceptos Constitucionales antes citados, y en su lugar dicte una sentencia propia donde declare la no culpabilidad de mi defendido por no haber obrado prueba en su contra, ya que las pruebas que se debatieron en el Debate Oral y Público, resultaron insuficientes para desvirtuar la presunción de inocencia de RICHARD ENRIQUE MATA RODRIGUEZ, decretando en consecuencia su inmediata libertad, de conformidad con lo pautado en el Articulo 458 del Código Orgánico Procesal Penal.
PETITORIO

En razón de todo lo antes expuesto, solicitamos de la Corte de Apelaciones de éste Circuito Judicial Penal, que conforme a lo pautado en los éste Circuito Judicial Penal, que conforme a lo pautado en los

CAPITULO VI
DE LA SOLUCIÓN PROPUESTA

Vistos los argumentos en este escrito esgrimidos y debido al gravamen irreparable que esta decisión causa en la parte que represento y dadas las circunstancias en las que fue dictado el auto aquí impugnado, solicito respetuosamente se revoque dicho auto y como consecuencia de ello se ordene el cese de la Medida de Privación Judicial Preventiva de Libertad que actualmente pesa sobre mi defendido, ordenando en consecuencia su inmediata libertad, ya que objetivamente la misma es plenamente procedente desde cualquier punto de vista legal de acuerdo a lo que nuestra legislación establece y conforme las normas aquí invocadas.


CAPITULO VII
DEL PETITORIO

Por último, considero que, para la mejor aplicación de la Justicia Penal e idónea interpretación del derecho, los honorables Magistrados en su delicada labor de aplicar la justicia sabiamente, deben corregir los errores presentes en la decisión en cuestión, ya que si bien, esta defensa respeta la decisión del Tribunal de Juicio, no la comparte por no estar conforme con el derecho procesal vigente.

En tal sentido, esta parte recurrente muy respetuosamente solicita que sea revocada la decisión del Tribunal de Juicio aquí impugnada y en su lugar se ordene el cese de la Medida de Privación Judicial Preventiva de Libertad que actualmente pesa sobre mi defendido, ordenando en consecuencia su inmediata libertad…”.

CONTESTACIÓN DE LA REPRESENTACIÓN FISCAL

La ciudadana Jueza del Juzgado de Primera Instancia en Funciones de Juicio con Competencia en Materia de Delitos de Violencia Contra la Mujer del Circuito Judicial Penal del Estado Nueva Esparta, por auto de fecha veinte (20) de Septiembre del año dos mil doce (2012), emplaza a la ciudadana Abg. ADRIANA GÓMEZ, en su carácter de FISCALA NOVENA DEL MINISTERIO PÚBLICO, observándose que dio contestación al referido, tal como consta al cómputo practicado por secretaría, en fecha veintiséis (26) de Septiembre del año dos mil doce (2012), y de la cual se desprende lo siguiente:

“… HECTOR YAJURE, procediendo en mi carácter de Fiscal Provisorio Encargado Noveno con Competencia en Materia de Protección del Niño, Niña y Adolescente del Ministerio Público de la Circunscripción Judicial del Estado Nueva Esparta, en ejercicio de las atribuciones que me confiere el numeral 16° del artículo 37 de la Ley Orgánica del Ministerio Público y, encontrándome dentro de la oportunidad procesal prevista en el artículo 449 del Código Orgánico Procesal Penal en concordancia con el 64 de la Ley Orgánica Sobre el Derecho de las mujeres a una Vida Libre de Violencia, ocurro ante su competente autoridad a fin de dar CONTESTACIÓN AL RECURSO DE APELACIÓN que interpusiere el abogado JHON CUETO, en su carácter de defensa técnica del ciudadano JUAN CARLOS GUEVARA ALFONZO, en contra de la decisión dictada en fecha 10 de Septiembre del 2012, por el Juzgado Único en funciones de Juicio de Violencia Contra la Mujer del Circuito Judicial Penal del estado Nueva Esparta, mediante la cual declara CULPABLE al referido ciudadano del delito de VIOLENCIA SEXUAL AGRAVADA CONTINUADA, previsto y sancionado en los artículos 43 último aparte de la Ley Orgánica Sobre los Derechos de la Mujer a Una Vida Libre sin Violencia y lo condena a cumplir la pena de 25 años y 9 días de prisión, lo que formalizo en los términos siguientes:

PUNTO PREVIO

Solicito que se revise la fecha de presentación del recurso de Apelación de Sentencia, el cual no se interpuso, según lo señalado en la Ley Especial, LEY ORGÁNICA SOBRE EL DERECHO DE LAS MUJERES A UNA VIDA LIBRE DE VIOLENCIA.

Artículo 108. Del Recurso de Apelación: Contra la sentencia dictada en la audiencia oral se interpondrá recurso de apelación ante el Tribunal que la dicto y podrá ser ejercido dentro de los tres días hábiles siguientes a la fecha de la publicación del texto integro del fallo (Negrillas Fiscal).

“El artículo contempla lo relativo al ejercicio del Recurso de Apelación contra Sentencia, el cual podrá ser interpuesto dentro de los tres días hábiles siguientes a la fecha de la publicación del texto integro del fallo y ante el Tribunal que la dicto”.

DE LA DECISIÓN RECURRIDA

En fecha 10 de Septiembre de 2012, por el Juzgado Único en funciones de Juicio de Violencia Contra la Mujer del Circuito Judicial Penal del estado Nueva Esparta, mediante la declara CULPABLE al ciudadano JUAN CARLOS GUEVARA ALFONZO del delito de VIOLENCIA SEXUAL AGRAVADA CONTINUADA, previsto y sancionado en los artículos 43, ultimo aparte de la Ley Orgánica Sobre los Derechos de la Mujer a Una Vida Libre sin Violencia y lo condena a cumplir la pena de 25 años y 9 días de Prisión.

DEL ARGUMENTO DEL RECURRENTE

El Recurso de Apelación, que por medio del presente escrito interpone la defensa, se fundamenta en los ordinales 1, 2, y 4 del artículo 452 del Código Orgánico Procesal Penal.

Arguye la defensa: “Violación del Principio de Concentración y Continuidad, contenido en los artículos 17 y 335 del Código Orgánico Procesal Penal”, fundamentándose en lo siguiente extractos textuales: “… Se incurrió en violación… en razón de que dicho debate en principio no se llevo a cabo durante días consecutivos tal y como lo preceptúa las normas… violación esta que la materializa el juez de juicio, cuando una vez declarado abierto el debate y después de oír al Ministerio Público plantear su acusación, a la defensa esgrimir sus argumentos en contra de dicha acusación y al imputado declaras, suspende el debate para que continúe posteriormente en fecha posteriores, es decir, cuatro (04) días hábiles después, para luego en dicha echa decepcionar la declaración de un solo funcionario policial y proceder a suspender el debate ordenando su continuación en fecha posteriores, es decir cinco 05 días hábiles después, suspendiendo en dicha fecha, mediante auto expreso del Tribunal nuevamente el debate para día posteriores a cada audiencia, es decir, ocho 08 días hábiles después, con todo lo cual obviamente el juez esta infringiendo y violentando de manera flagrante el Principio de Concentración y Continuidad… Para demostrar tal denuncia, la defensa ofrece como medio de prueba los autos dictados por el Tribunal los días 24 de Octubre y 12 de Noviembre del 2007…”

ANTECENDENTE DEL CASO

A los fines de ilustrar a los Miembros de la Corte de Apelaciones, considera menester quien suscribe analizar lo siguiente:

No hay Autos de fecha 24 de Octubre y 12 de Noviembre del 2007, se declaro abierto la apertura del debate a juicio en fecha 29 de Marzo del 2012, luego las fechas de audiencia, fueron 9 de Abril del 2012, 10 de Abril, 16 de Abril, 17 de Abril, 23 de Abril, 27 de Abril, 8 de Marzo, 5 de Marzo, 15 de Marzo, 21 de Marzo, 28 de Marzo, concluyendo el 6 de Junio del 2012.

Por consiguiente, el Tribunal Primero de Juicio Único, no vulnero el principio de concentración de Juicio.

DEL DERECHO

ARTICULO con Vigencia Anticipada 318 con Decreto Con Rango, Valor y Fuerza de Ley del Código Orgánico Procesal Penal, “Se amplió el lapso de suspensión de Diez a quince días

La diferencia fundamental es que los aplazamientos diarios, como su nombre lo indica, son una prórroga del juicio que se realiza días tras día por diversas circunstancias del acontecer diario, como por ejemplo, que son muchas las pruebas presentadas que se hizo tarde o no vino el traslado del detenido. Por el contrario, las suspensiones operan solamente por los casos enumerados taxativamente en la ley, y la norma que lo contempla en el articulado 106 en su primer párrafo de LEY ORGÁNICA SOBRE EL DERECHO DE LAS MUJERES A UNA VIDA LIBRE DE VIOLENCIA y no el denunciado por la defensa técnica. La habilidad de todos los días en la fase preparatoria, para los actos, está destinada a los que ejecuta el Ministerio Público, no los cumplidos por el Juez y menos aun a los concernientes en la etapa de juicio, donde es una cuestión de Perogrullo que los tribunales no despachen los días sábados, domingos y días feriados o los que disponga el tribunal como no hábiles.
En consecuencia, a juicio de esta vindicta publica los días del juicio oral, tienen que computarse por días hábiles y no por días continuos, siendo así que el juzgado objetado por el recurrente, no violo los principios de inmediación y concentración.
SEGUNDO ARGUMENTO DEL RECURRENTE

El Recurso de Apelación, que por medio del presente escrito interpone la defensa, se fundamenta en los ordinales 1, 2 y 4 del artículo 452 del Código Orgánico Procesal Penal.

Arguye la defensa: “Violación del principio de Publicidad, contenido en los artículos 15 y 333 del Código Orgánico procesal Penal” fundamentándose en lo siguiente extractos textuales:
“…Observa esta defensa, que durante el debate Oral y Público llevado a cabo, se incurrió en violación del Principio de Publicidad, mediante auto expreso sin estar presentes las partes, sin constituirse en la sala de juicio, suspendió la continuación del debate y emplazo su continuación para el día posteriores… para demostrar tal denuncia, la defensa ofrece como medio de prueba de las actas de debate correspondiente a los días, y los autos dictados por el Tribunal los días, los cuales cursan a los autos del expediente, solicitando que se incorporen por su lectura a la audiencia Oral, con lo cual esta defensa pretende probar el modo como se desarrollo el debate, la observación de las formalidades, las personas que intervinieron, y los actos que llevaron a cabo y las fecha en que se llevaron a cabo las continuaciones…”

DEL DERECHO

ARTICULO 316 ARTICULO con Vigencia Anticipada con Decreto Con Rango, Valor y Fuerza de Ley del Código Orgánico Procesal Penal, Publicidad: Se incluyo un nuevo numeral: 5. Cualquier otra circunstancia que a criterio del Juez o la Jueza, perturbe el normal desarrollo del juicio.

Artículo 106 de la Audiencia Oral LEY ORGANICA SOBRE EL DERECHO DE LAS MUJERES A UNA VIDA LIBRE DE VIOLENIA, establece lo siguiente”…El debate será oral y público, pudiendo el juez o jueza decidir efectuarlo, total o parcialmente a puerta cerrada previa solicitud de la víctima.

“Aun cuando rige el principio de la publicidad, podrá el Tribunal de Juicio decidir efectuarlo, total o parcialmente, a puerta cerrada, previa solicitud de la víctima

Artículo 107 de la Audiencia Oral LEY ORGANICA SOBRE EL DERECHO DE LAS MUJERES A UNA VIDA LIBRE DE VIOLENCIA, establece lo siguiente “…El Juez o la Jueza pasara a sentenciar en la sala destinada a tal efecto, a la cual no tendrán acceso en ningún momento las partes. La sentencia será dictada el mismo día, procediendo a su lectura y quedando así notificada las partes. El documento original se archivara.”

“Dispone la norma lo relativo a la conclusión del Juicio, con las formalidades inherentes a la sentencia, su pronunciamiento y publicidad.

TERCER ARGUMENTO DEL RECURRENTE

El Recurso de Apelación, que por medio del presente escrito interpone la defensa se fundamenta en los ordinales 1, 2 y 4 del artículo 452 del Código Orgánico Procesal Penal.

Arguye la defensa: “Inmotivación manifiesta o falta de motivación del fallo recurrido” fundamentándose en lo siguiente extractos textuales: “…El tribunal les da credibilidad al dicho de los funcionarios policiales… respectivamente, con el solo dicho referencial de los funcionarios policiales actuantes en el procedimiento, quienes aun cuando hicieron referencia al supuesto dicho de la víctima, estas referencias no fueron corroboradas por ningún otro elemento durante el debate, es evidente que el sentenciador no se percato que si duchos funcionarios no estuvieron presentes para el momento de suceder los hechos, mal pudo haber considerado como suficientes las referencias hechos por estos en su declaración, las cuales no fueron corroboradas en ningún momento por su referente, es decir, que por las simples referencias hechas por los funcionarios actuantes procede a condenar a mi defendido a la pena antes citada, lo cual desde el punto de vista probatorio constituye a criterio de esta defensa un error de juzgamiento, que conlleva a que se evidencia a su vez una ausencia absoluta de las razones por las cuales se le condena por tales hechos punibles, lo que en definitiva se traduce en el vicio de inmotivación…Finalmente considera esta defensa que la sentencia incurre en el vicio de inmotivación, al fundamentarse dicha sentencia en un falso supuesto de hecho y se basa en un falso supuesto de hecho ya que el sentenciador al fundamentar su sentencia en hechos no constitutivo de prueba alguna, tal como lo es lo que pudo haber dicho la victima que no declaro en el debate, incurre en el vicio de inmotivación.

DEL DERECHO

En cuanto a la falta de motivación de la sentencia, señalado como tercer vicio encuentra esta Representación Fiscal que muy a pesar de que el recurrente transcribió parcialmente un buen número de sentencias dictadas por la Sala de Casación Penal del Tribunal Supremo de Justicia y relativas a la correcta motivación de la sentencia, sin embargo ni ha indicado y menos probado en que consistió la inmotivación de la sentencia que suscribe el Juzgado Primero de Juicio de este Circuito.

Resulta evidentemente ilógico pensar que la administración de justicia en los delitos de violencia de género respondan a la voluntad de participar o no de forma sincera por parte de la víctima, cuando el propio legislador ha suprimido la existencia de los actos conciliatorios en esta jurisdicción especializada, estableciendo claramente que se tratan de delitos de acción pública, donde el primer interesado en la búsqueda de la verdad y en la sana administración de justicia es el Estado Venezolano, en la sentencia recurrida se conocen los motivos de la decisión, bajo los elementos necesarios para poder conocer la culpabilidad del sentenciado, y que más que son pruebas científicas, y testigos que ayudaron al sentenciador explanar las razones de hecho y de derecho, conjuntamente con sus propios argumentos que le permitieron llegar a una conclusión, la cual determino el fallo como condenatoria, y no como lo que quiere hacer ver el recurrente que fue originada en pruebas inexistentes o se hubiere omitido alguna prueba fundamental que se hubiere incorporado.

CUARTO ARGUMENTO DEL RECURRENTE

Arguye la defensa: “Violación de la ley por inobservancia de los preceptos Constitucionales contenidos en los artículos 24 y 49 ordinal 2 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela.” Fundamentándose en lo siguiente extractos textuales “… se ha evidenciado que el Tribunal de Juicio inobservo la aplicación de tales principios en el momento de sentenciar, con lo cual se puede afirmar que la sentencia que aquí se impugna adolece de vicios en el proceso los cuales no son convalidables, toda vez que, por una parte, considero comprobada la culpabilidad de mi defendido, basándose única y exclusivamente en el solo dicho de los funcionarios policiales actuantes… circunstancia esta, que permitía ante esa duda, por aplicación del principio in dubio pro reo, se declara No Culpable a mi defendido de los ¿delitos de Robo Agravado y Porte Ilícito de Arma de fuego? Lo cual no se hizo, ya que por el contrario. El Aquo procedió malamente a condenarlo por tales hechos punibles…”


DEL DERECHO

De los argumentos esgrimidos por el recurrente en este punto, estima esta Vindicta Pública necesario indicar, que no se observa cual es la norma que presuntamente fue inobservada o aplicada erróneamente por parte del Tribunal de Primera Instancia en Funciones de juicio con Competencia en Materia de Delitos de Violencia Contra la Mujer, dado que el recurrente se limita a realizar una simple descripción sobre el motivo por el cual difiere del dispositivo del fallo condenatorio, por lo cual al no evidenciarse cual es el fundamento jurídico, del recurrente en este punto, en virtud de que no lo menciona hace imposible precisar en que consiste la violación por parte del Tribunal A quo.

PETITUM

Por todo lo antes analizado y expuesto queda así CONTESTADO el Recurso de Apelación, interpuesto por la defensa pública de conformidad con lo establecido en los artículos 108 y 110 de la Ley Orgánica Sobre el Derecho de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia en concordancia con lo dispuesto en el artículo 449 del Código Orgánico Procesal Penal, por lo que solicito sea CONFIRMADA la sentencia CONDENATORIA dictada en fecha 10 de Septiembre del 2012, por el Juzgado Único en funciones de Juicio de Violencia Contra la Mujer del Circuito Judicial Penal del estado Nueva Esparta mediante la cual declara CULPABLE al ciudadano JUAN CARLOS GUEVARA ALFONZO y lo condene a cumplir la pena de 25 años y 9 días de prisión…”.


DE FALLO RECURRIDO

En decisión de fecha diez (10) de septiembre de 2012, el Tribunal de la recurrida, estableció lo que fragmentariamente se copia:

(…)
- I -
IDENTIFICACIÓN DEL ACUSADO

ACUSADO: JUAN CARLOS GUEVARA ALFONZO, venezolano, titular de la cédula de identidad Nº 12.909.052, estado civil Soltero, Profesión u Oficio, Cocinero, residenciado en la Urbanización Cotoperiz I, Calle Miranda, Casa N° E-87, Municipio Díaz del estado Nueva Esparta, numero telefónico 0295-269.40.55
- II -
IDENTIFICACIÓN DE LAS PARTES

DEFENSA: JHON CUETO, venezolano, identificado con la cédula de identidad No. 12.675.958, abogado de libre ejercicio, inscrito en el Instituto de previsión social del abogado bajo el No. 104.959 con domicilio procesal en la calle San Rafael, edificio Domesa, planta alta, única oficina, Porlamar, Municipio Mariño del estado Nueva Esparta, número telefónico 0414-085.82.60

FISCALÍA: Abg. ADRIANA GOMEZ RAMIREZ, Fiscala Novena con competencia Plena del Ministerio Público del estado Nueva Esparta.

VICTIMA: niña (identidad omitida), de conformidad con el artículo 65, parágrafo segundo de la Ley Orgánica Para la Protección del Niño, Niña y el Adolescente, 11 años de edad para el momento en que ocurrieron los hechos.

REPRESENTANTE DE LA VICTIMA: NOEMI DEL VALLE YEGUEZ AGUILERA, identificada con la cédula de identidad No. V-13.347.071.

DELITO: VIOLENCIA SEXUAL AGRAVADA CONTINUADA, previsto y sancionado en el artículo 43 último aparte de la Ley Orgánica Sobre los Derechos de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia.

Corresponde a este Juzgado de Primera Instancia con competencia en materia de Delitos contra la Mujer en función de Juicio del Circuito Judicial Penal del estado Nueva Esparta, a cargo de la Jueza Profesional, abg. THANIA M. ESTRADA BARRIOS, dar cumplimiento a lo dispuesto en el primer aparte del artículo 173 del Código Orgánico Procesal Penal aplicable por remisión expresa del artículo 64 de la Ley Orgánica Sobre el Derecho de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, por lo que pasa a motivar la Sentencia de Condenatoria que fuere pronunciada en Audiencia Oral celebrada en fecha seis (06) de Junio de dos mil doce (2012), conforme a los artículos 365 y 367 del Código Orgánico Procesal Penal aplicable por remisión expresa del artículo 64 de la Ley Orgánica Sobre el Derecho de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, en relación con lo dispuesto en el artículo 107 último aparte, ejusdem; en la causa signada No. OP01-S-2011-001163, según nomenclatura que lleva este Juzgado; seguida en contra el ciudadano JUAN CARLOS GUEVARA ALFONZO, ya identificado, por la comisión del delito de VIOLENCIA SEXUAL CONTINUADA, previsto y sancionado en el artículo 43 último aparte de la Ley Orgánica Sobre los Derechos de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, en agravio de la mujer niña ENYERLYN NOELIS URBANEJAS YEGUEZ; se hace en los siguientes términos:

- III -
ANTECEDENTES

Dio origen a la presente causa penal, en fecha primero (01) de julio de dos mil once (2011), oportunidad en la cual se realizó audiencia oral de presentación de imputados al ciudadano JUAN CARLOS GUEVARA ALFONZO, ya identificado, ante el Tribunal Segundo de Primera Instancia en Funciones de Control Audiencia y Medidas con competencia en materia de delitos de Violencia Contra la Mujer del estado Nueva Esparta, por el delito de VIOLENCIA SEXUAL CONTINUADA, previsto y sancionado en el artículo 43 último aparte de la Ley Orgánica Sobre los Derechos de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, con el agravante del artículo 217 de la Ley Orgánica para la Protección del Niño, Niña y Adolescente, en agravio de mujer niña ENYERLYN NOELIS URBANEJAS YEGUEZ. Oportunidad en la cual entre otros pronunciamientos, se decretó contra el imputado Medida de Privación Judicial Preventiva de Libertad, conforme a lo establecido en los artículos 250 y 251, ambos del Código Orgánico Procesal Penal, consta de los folios 22 al 25 de la pieza 1.

En la misma fecha se dictó resolución mediante la cual la Jueza de Control especializada, fundamenta lo decidido en la audiencia de presentación de imputados. (Folios 30 al 32 de la pieza 1).

Consta al folio 48 de la pieza 1, escrito de fecha diecinueve (19) de julio de dos mil once (2011), proveniente de la Fiscalía Novena del Ministerio Público mediante la cual informa al Juzgado de Control especializado, que la niña victima se encuentra en la Casa Hogar Doña Lilia Tovar por decisión del Consejo de Protección del Municipio Mariño del estado Nueva Esparta.

Consta de los folios 50 al 61 de la pieza 1, acusación fiscal presentada en fecha veintinueve (29) de julio de dos mil once (2011), por la Fiscalía Novena del Ministerio Público, en contra de el ciudadano Juan Carlos Guevara Alfonso, por el delito de VIOLENCIA SEXUAL CONTINUADA, previsto y sancionado en el artículo 43 último aparte de la Ley Orgánica Sobre los Derechos de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, con el agravante del artículo 217 de la Ley Orgánica para la Protección del Niño, Niña y Adolescente, señala los fundamentos de la acusación, ofrece los medios de prueba y la solicitud de enjuiciamiento a el acusado.

Consta al folio 63 de la pieza 1, auto de fecha dos (02) de agosto de dos mil once (2011), mediante el cual el Juzgado Segundo de Primera Instancia en Funciones de Control, Audiencia y Medidas con Competencia en Materia de Delitos de Violencia Contra la Mujer del estado Nueva Esparta acuerda fijar el acto de Audiencia Preliminar para el día doce (12) de agosto de dos mil once (2011), a la una hora de la tarde (01:00 pm)

Consta de los folios 110 al 114 de la pieza 1, acta de fecha doce (12) de agosto de dos mil once (2011), levanta por el Tribunal Segundo de Primera Instancia en Funciones de Control, Audiencia y Medidas, con Competencia en Materia de Delitos de Violencia Contra la Mujer del estado Nueva Esparta, con ocasión a la celebración de la Audiencia Preliminar al ciudadano JUAN CARLOS GUEVARA ALFONZO, ya identificado. Oportunidad en la cual entre otros pronunciamientos de la Juzgadora de Control, admitió la acusación en contra del imputado, por el delito de VIOLENCIA SEXUAL CONTINUADA, previsto y sancionado en el artículo en el artículo 43 último aparte de la Ley Orgánica sobre el Derechos de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia en relación con el artículo 99 del Código Penal, y admitió totalmente las pruebas ofrecidas por la Fiscalía del Ministerio Público. Se acordó mantener la Medida de Privación Judicial Preventiva de Libertad que pesa sobre el acusado y finalmente, se ordenó el enjuiciamiento de éste.

En fecha dieciséis (16) de septiembre de dos mil once (2011), se dictó resolución mediante la cual la Jueza de Control, ordena la apertura a Juicio, consta de los folios 121 al 125 de la pieza 1.

Consta al folio 129 de la pieza 1, auto de fecha veintitrés (23) de septiembre de dos mil once (2011), mediante el Juzgado de Control Especializado acuerda oficiar a la Unidad de Recepción y Distribución de Documentos, a los fines de remitir el presente asunto al Tribunal de Juicio con Competencia en Materia de Delitos de Violencia Contra la Mujer del estado Nueva Esparta.

Consta al folio 132 de la pieza 1, auto de fecha cuatro (4) de octubre de dos mil once mediante el Jugado de Primera Instancia en Función de Juicio con Competencia en Materia de Delitos de Violencia Contra la Mujer le da entrada al presente asunto y ordena su registro en los libros correspondiente.

Consta al folio 135 de la pieza 1, auto de fecha seis (06) de octubre de dos mil once (2011), acuerda fijar la celebración del Juicio Oral para el día siete (07) de noviembre de dos mil once (2011), a las nueve y treinta horas de la mañana (09:30 am), en el asunto seguido en contra del ciudadano Juan Carlos Guevara Alfonzo.

Consta a los folios 149 y 150 de la pieza 1, acta de fecha siete (07) de noviembre de dos mil once (2011), levantada con ocasión al debate oral, en la cual el Juzgado de Juicio Especializado acuerda diferir el presente acto, en virtud de que no se hizo efectivo el traslado del acusado Juan Carlos Guevara Alfonzo desde su centro de reclusión, se fijar para el día treinta (30) de noviembre de dos mil once (2011), a las once y treinta horas de la mañana (11:30 am).

Consta a los folios 154 y 155 de la pieza 1, acta de fecha treinta (30) de noviembre de dos mil once (2011), mediante el cual se acuerda diferir la celebración del Juicio Oral, en virtud de que no compareció la Representación Fiscal del Ministerio Público, motivo por el cual se fija nueva oportunidad para el día quince (15) de diciembre de dos mil once (2011), a las diez y treinta horas de la mañana (10:30 am).

Consta al folio 166 de la pieza 1, auto de fecha diecinueve (19) de diciembre de dos mil once (2011), mediante el cual se fija la celebración de Juicio Oral, en virtud de que en fecha 15 de diciembre de 2011, en el Juzgado de Juicio especializado no hubo Audiencia ni Secretaría por motivo de encontrarse realizando labores administrativas; fijándolo para la celebración del Juicio Oral para el día dos (02) de febrero de dos mil doce (2012), a las diez y treinta horas de la mañana (10:30 am).

Consta a los folios 182 de la pieza 1, acta de fecha dos (02) de febrero de dos mil doce (2012), mediante el cual este Juzgado de Juicio Especializado acuerda diferir la celebración del Juicio Oral y Público en virtud de que no se hizo efectivo el traslado del acusado desde su centro de reclusión. Igualmente no comparecieron la Representante de la Fiscalía Novena del Ministerio Público, ni la Defensa Privada; es por lo que ordena fijar una nueva oportunidad para la celebración del Juicio Oral para el día primero (01) de marzo de dos mil doce (2012), a las diez horas de la mañana (10:00 am)

Consta a los folios 192 y 193 de la pieza 1, acta de fecha primero de marzo de dos mil doce (2012), mediante el cual este Juzgado de Juicio Especializado acuerda diferir la celebración del Juicio Oral en el asunto seguido en contra del acusado Juan Carlos Guevara, en virtud de que no compareció la víctima ni su Representante legal, tampoco asistió la representante de la Fiscalía Novena del Ministerio Público, es por lo que se ordena fijar una nueva oportunidad para la celebración del Juicio Oral para el día veintinueve (29) de marzo de dos mil doce (2012), a las once horas de la mañana (11:00 am).

Así, fijada la audiencia de debate oral, este Juzgado de Juicio especializado en fecha veintinueve (29) de marzo de dos mil doce (2012) se dio inició al Juicio Oral contra el acusado JUAN CARLOS GUEVARA ALFONZO, ya identificado. Desarrollándose éste durante los días 29 de marzo de dos mil doce (2012), los días 9, 10, 16, 17, 23 y 27 del mes de abril de 2012, y los días 8, 9 , 15, 21, 28 del mes de mayo de dos mil doce (2012) y el día 6 de junio de dos mil doce (2012).

- IV -
DE LOS HECHOS Y CIRSCUNSTANCIAS OBJETO DEL PROCESO
IMPOSICION AL ACUSADO
DEL PROCEDIMEINTO DE ADMISION DE LOS HECHOS

El Tribunal antes de iniciar el debate probatorio en cumplimiento del contenido del encabezamiento del artículo 376 del Código Orgánico Procesal Penal, se procedió a imponer al acusado ciudadano JUAN CARLOS GUEVARA ALFONZO, identificado con la cédula de identidad No. V-12.909.052; del significado de la audiencia y del precepto constitucional que le exime de declarar en causa propia, de reconocer culpabilidad contra si mismo y contra parientes dentro del cuarto grado de consanguinidad y segundo de afinidad, de su cónyuge, si la tuviere o de su concubina, de conformidad con el numeral 5 del artículo 49 Constitucional, y se le informó sobre los derechos procesales que le asisten y del procedimiento por admisión de los hechos en virtud de lo dispuesto en el artículo 376 del Código Orgánico Procesal Penal, seguidamente se le preguntó, si estaba dispuesto a declarar, a lo que el acusado libre de todo juramento, coacción o apremio, respondió seguidamente: “No deseo acogerme a ese procedimiento, es todo”.

Conforme a lo dispuesto en los artículos 8.7 y 106 de la Ley Orgánica Sobre el Derecho de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, se le informó a la representante legal de la niña victima, sobre el derecho de celebrar el debate a puerta cerrada total o parcialmente, manifestando ésta su deseo a celebrarlo de manera privada. El Tribunal oído lo expuesto por la representante de la víctima, estima que al tratarse los hechos por los cuales se adelanta el presente proceso penal de un delito que atenta en contra la pudor e integridad física, psíquica y emocional de la niña agraviadas derechos protegidos en el artículo 60 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, es por lo que el presente juicio debe celebrarse de manera privada, además se ha considerado que conforme a lo dispuesto en el parágrafo segundo del artículo 65 de la Ley Orgánica para la Protección de los Niños, Niñas y Adolescentes, existe prohibición legal de exponer o divulgar, por cualquier medio, informaciones que permitan identificar, directa o indirectamente, a niños, niñas y adolescentes que hayan sido sujetos pasivos de hechos punibles, motivo por el cual se estima que lo procedente y ajustado a derecho y atendiendo a principios elementales de respeto a la dignidad de la niña agraviada, se ordenó que el juicio se celebrara a puerta cerrada.

APERTURA DEL DEBATE

De acuerdo a la acusación interpuesta verbalmente por la representación fiscal al inicio de la audiencia de juicio oral, ratificando la interpuesta y admitida por el Juzgado de Control al cual le correspondió conocer, en ejercicio de la acción penal en nombre del Estado Venezolano, según lo dispuesto en el artículo 24 del Código Orgánico Procesal Penal, el hecho objeto del proceso por el delito de VIOLENCIA SEXUAL CONTINUADA, narró lo siguiente: “El día 29 de junio de 2011, a las 03:50 horas de la tarde, el funcionario Sargento Segundo Alberto Camejo, adscrito a la Comisaría de San Juan, Región Policial Nº 3, en compañía de otros funcionarios, aprehendieron en flagrancia al ciudadano JUAN CARLOS GUEVARRA ALFONZO, en las adyacencias del Consejo de Protección del Niño Niña y Adolescentes del Municipio Díaz. Según resultado de la investigación, pudo constatarse que momentos antes de su aprehensión, el ciudadano JUAN CARLOS GUEVARA ALFONZO, en horas de la mañana, del día 29 de julio de 2011, abordó nuevamente a la niña ENYERLYN NOELIS URBANEJAS YEGUEZ, en la casa donde habitan, en una residencia ubicada en la Urbanización Cotoperiz I, Calle Miranda, casa Nº E-87, una vez que esta en la habitación, la amenaza con pegarle y procede a penetrarla por vía vaginal a la niña Enyerlyn Urbanejas, como en otras oportunidades, tales como el día Lunes 27 de junio de 2011 y ese mismo día (evidenciándose en el reconocimiento Vagino-Rectal laceración reciente) la victima, cinco meses atrás, se lo manifestó a su madre ciudadana NOEMI DEL VALLE YEGUEZ AGUILERA, que este ciudadano la había manoseado solamente, hasta que en el mes de julio del presente año, es cuando le realizó la violencia sexual con penetración por vía vaginal, nuevamente”. Asimismo ofrezco los medios probatorios a saber: Testimoniales: Declaración del Funcionario ANGELVIS PINO adscrito a la división de Apoyo a la Investigación Penal, Declaración de los funcionarios Sargento Segundo ALBERTO CAMEJO, distinguido FERNANDO HERNÁNDEZ y la agente YARNEYS RODRÍGUEZ adscritos instituto Neoespartano de Comisaría de San Juan, declaración de la DRA. ELVIA ANDRADE, Médica Forense, Experto Profesional IV de Cuerpo de Investigación Científicas Penales y Criminalistica de fecha 30-06-2011 realizando el Reconocimiento Vagino-Rectal; Declaración de la LIC. LISSETTE MARCANO NARVÁEZ, Psicóloga de Cuerpo de Investigación Científicas Penales y Criminalistica de fecha 30-06-2011 realizando Reconocimiento Psicológico Forense, N° 723; Declaración de la DRA. MAGALY BENCHIMOL DE YANEZ, Psiquiatra Forense del Cuerpo de Investigación Científicas Penales y Criminalistica de fecha 29-06-2011 realizando Reconocimiento Psiquiátrico Forense, N° 722; Declaración de la menor ENYERLYN NOELIA URBANEJAS YEGUEZ, Declaración de la ciudadana NOEMÍ DEL VALLE YEGUEZ AGUILERA. Por último, solicito sea condenado el acusado”.

DE LOS ALEGATOS DE LA DEFENSA

La Defensa intervino a los efectos que realizará sus alegatos iníciales, manifestando entre otras cosas: “Oída la exposición del Ministerio Público, la defensa rechaza y niega tanto de hechos y de derecho, asimismo esta Defensa ratifica las pruebas ofrecidas en su oportunidad, en cuanto a una manifestación sobre unos hechos sobrevenidos posterior a la acusación fiscal, que es la declaración de la menor, en cuanto la niña manifiesta que en su primeras declaraciones fueron falsamente hechas y nombra a un adolescentes con el cual sostuvo relaciones, en búsqueda de la verdad verdadera considero que se debe tomar en cuenta la declaración de ese menor y así esclarecer y determinar la no culpabilidad de mi defendido, por lo que se solicita que este menor declare en dicha audiencia, se ratifica todas las prueba presentadas en su oportunidad, es todo”.

El Tribunal vista la incidencia surgida por los medios de prueba enunciados por la Defensa Técnica del acusado, una vez examinado detalladamente el acta levantada con ocasión a la audiencia preliminar celebrada en fecha doce (12) de agosto de dos mil once (2011) y el auto de apertura a juicio dictado por el Juzgado Segundo de Control, Audiencias y Medidas con Competencia en materia de Delitos contra la Mujer del estado Nueva Esparta, constata que los medios de pruebas ofrecidas por la representación Fiscal fueron admitidas totalmente y los ofrecidos por la Defensa del acusado no fueron admitidas; en consecuencia, las pruebas propuestas por las Defensa no serán incorporadas al debate oral y privado. Y así se decide.

DE LA DECLARACION DEL ACUSADO

Posteriormente, además de expresarle de manera resumida los hechos que se le imputan, se le explica lo relacionado con la Advertencia Preliminar establecida en el artículo 131 del Código Orgánico Procesal Penal, el Principio de Presunción de Inocencia contenido en el artículo 8, ejusdem, el contenido del artículo 49 ordinales 2do y 5to de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, y se le indicaron los hechos por los cuales fue acusado. La Jueza pregunta al acusado si desea declarar, y el acusado JUAN CARLOS GUEVARA ALFONZO, quien se identifica como de nacionalidad venezolana, titular de la cédula de identidad N° V-12.909.052, estado civil soltero, profesión u oficio cocinero, residenciado en la Urbanización Cotoperiz I, calle Miranda, casa Nº E-87, Municipio Díaz del estado Nueva Esparta, número telefónico 0295-2694055; expresando: “No deseo declarar, en otra oportunidad, es todo”.

DE LAS CONCLUSIONES

De conformidad con el artículo 353 del Código Orgánico Procesal Penal, se paso a la recepción de las pruebas ofrecidas por el Ministerio Público y las que hizo suyas la Defensa Técnica, con fundamento al Principio de Comunidad de Pruebas. Además, se incorporaron las que fueron ofrecidas por las partes como pruebas nuevas, conforme a las previsiones del artículo 359, ejusedm. Una vez llegada la oportunidad procesal pertinente, se les concedió el derecho de palabra a las partes para que expusieran sus conclusiones, manifestando el Ministerio Público, entre otras cosas: “Ciudadana Jueza a lo largo del presente debate, atípico por cierto, se escucharon los testimoniales de la victima, testigos referenciales de los hechos, funcionarios policiales, expertos. No debe quedarle duda que aunque con bastante esfuerzo de parte de esta Representación Fiscal, quedo demostrado que en fecha 29/06/2011, en el transcurso de la mañana, en la casa de habitación tanto del hoy acusado Juan Carlos Guevara Alfonzo, titular de la cedula de Identidad Nº 12.909.052 y de la victima Enyerlyn Urbanejas, de 11 años de edad para la época, en que ocurrieron los hechos; el hoy acusado abusó sexualmente de la niña victima por última vez, ya que esto lo venía haciendo, desde hacia tiempo y no es sino hasta ese día que la niña victima, bajo un ataque de desesperación y llanto decide contarle todo a sus amigos y sus superiores mas cercanos para así desenmascarar a este ciudadano que amparado en su relación de superioridad y parentesco que tenía con ésta y aprovechándose de su inocencia y su miedo y la falta de credibilidad de la madre de que éste abusaba sexualmente de ella, configurándose el delito de Violencia Sexual Continuada, delito previsto y sancionado en el articulo 43 ultimo aparte de la Ley Orgánica Sobre los Derechos de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, esto quedo demostrado a través de los elementos y circunstancias: 1° La doctrina exige que para que se configure este tipo de delito debe haber un sujeto pasivo, en el presente caso la niña de 11 años de edad Enyerlyn Urbanejas. 2° Sujeto activo: El hoy acusado ciudadano Juan Carlos Guevara, padrastro de la niña victima desde que esta contaba con tan sólo 4 años de edad. 3° Se requiere que el agente haya constreñido a la victima con violencia, que puede ser física o psicológica, y aquí me voy a detener, la física la hubo desde tiempo anterior a la interposición la denuncia que dio origen a este caso y el mismo día de interposición de la denuncia y como quedo demostrado, a través del reconocimiento vagino-rectal efectuado por la Médico Forense Dra. Elvia Andrade, con veinte años de experiencia como médico forense y habiendo revisado a la niña un días después de que ésta denunció el hecho, es decir, el día 30-06-2011, concluyó que la misma presentaba desfloración antigua y laceración vulvar reciente; que a pregunta formulada por esta Representación fiscal, en relación a esa fisura indicó fue en la zona himeneal y que tomando en consideración la fecha de la denuncia y la fecha en que la exploró da como conclusión que la misma fue reciente y que sus desgarros antiguos le llamaron la atención por la corta edad de la niña (11 años de edad). Este testimonio se concatena con los de las personas: Paola Romero Silva (mejor amiga de la victima), quien indicó que desde que comenzaron estudiar 6to grado, Enyerlyn le contaba que su padrastro abusaba de ella sexualmente y que la ultima vez, fue ese día que interpuso la denuncia el día 29/06/11, cuando comienza a llorar nuevamente y le dice que su padrastro en horas de la mañana abuso nuevamente de ella, y que ya que no podía continuar mas con esta situación, que su mama no le creía, que ella interpuso una denuncia en la oportunidad en la carpa de la Guardia Nacional y su mamá retiró la denuncia, que ellas en ningún momento planearon hacerle daño al acusado, que esto se lo contaba Enyerlyn reiteradamente llorando siempre, y que no le tenía rabia al acusado sino miedo, que era cierto que tuvo un novio pero fue por corto tiempo y jamás le indicó que había tenido relaciones sexuales con éste, y que terminaron luego de interponer la denuncia en la carpa. y que no tenia ninguna relación de noviazgo con ese novio para la fecha 29/06/11, que resultó ser el adolescente Orlando ni con ningún otro. Estas cosas ciudadana Jueza, se le cuentan a las amigas mas cercanas y así dejo constancia el testimonio de Paola, que no buscaba ayuda por miedo, a no saber que hacer y es comprensible porque tan solo eran unas niñas. Aunque Paola se lo manifestaba a su madre la ciudadana Adolia Silva, ciudadana que compadeció ante este tribunal y cuyo testimonio fue concordante con el de su hija Paola, quien llevaba tiempo indicándole que tenia una amiga (Enyerlyn) que venia siendo abusada por su padrastro pero la señora no hizo nada para no meterse en problemas. Hasta que en fecha 29/06/11, decide ayudar a la niña victima por la insistencia de su hija, quien la llamó y le suplicó que ayudara a Enyerlyn, que ellas eran muy amigas, refiriéndose a su hija y la victima, indicó la testigo que su hija le decía que la mamá de Enyerlyn ni le creía, que la madre de ésta se la quería llevar de la reunión que acordaron en la dirección del colegio y la funcionaria del IDENA, se lo impidió e incluso le dijo a la señora Adolia que lo de la primera denuncia fue solo un manoseo. Que la niña lo que hacia era llorar en la dirección, que le decía a su hija que eran en reiteradas oportunidades que abusaba de ella, refiriéndose siempre al padrastro. Este testimonio con el de la Sub Directora del Colegio Yaditza González y el profesor, indicaron que aunque no estuvieron dentro de la reunión acordada en la dirección porque se quedó controlando a los demás niños del colegio; indicó que lo que les dijo el director era que el padrastro la había penetrado. Francisco Rodríguez indicó que Paola le manifestó que la niña había sido abusada, que era su alumna, que era tranquila, excelente alumna y con el contacto que tuvo con ella como profesor no decía mentiras, adminiculado estos testimonios con el de la Lic. Yoleida Guerra, indicó que quien la llamó para orientarla en que hacer en este caso, fue la señora Adolia Silva y le indicó que había una niña abusada sexualmente, que estuvo en el colegio. Certificó que ciertamente la madre de la niña se la quería llevar de allí y ella se los impidió, que cuando llegaron al Consejo de Protección del Municipio Díaz, la niña mantenía su versión de los hechos que había sido abusada por su padrastro desde hace tiempo, y la última vez, fue en la mañana de ese 29/06/11. Luego del Consejo de Protección, llaman a la Comisaría de San Juan y allí la niña frente a ella y al Consejero de Protección mantiene su relato, que incluso volvió a manifestar que había colocado una denuncia en la carpa de la Guardia Nacional y que su mamá retiró la denuncia, dijo que la niña y la madre estaban presentes, la niña lloraba. De igual manera compareció el funcionario sumariador Ángel Hernández, quien le toma entrevista a la niña y a la madre, en presencia del Consejero de Protección José Gregorio Hernández, que el relato lo tomo directamente de la niña y de la madre, que él les leyó sus entrevistas y ellas firmaron libres de coacción, en ningún momento las hizo firmar nada y mucho menos el pudo transcribir una historia, que ni el mismo sabia, que hubo un detalle que le llamo la atención y se lo indico al comandante de la base, que luego de un hecho como ese la madre continuo visitando al acusado como si nada. Adminiculado con el testimonio de la señora Maigualida Hernández, madre del novio de Enyerlyn, quien indicó que fue ella quién la llevo a la carpa de la Guardia Nacional, para interponer denuncia en contra del padrastro, porque su hijo, el novio para ese entonces de Enyerlyn, Orlando Emilio Crespo le indicó que el padrastro le decía que tuviera relaciones sexuales con éste para que luego, mantuviera así con el acusado, que la niña victima le pidió ayuda llorando y por eso ella la ayudo, le dijo que su mamá no le creía y que cuando la señora madre de Enyerlyn se enteró de la denuncia mostró una actitud hostil y agresiva contra ella. Ella después de ese día vio a la niña sola con una maletica. Que su hijo terminó la relación con ella, después de eso y no les volvió a ver juntos. Que interpelo a su hijo y a la niña para saber si habían tenido relaciones sexuales y estos dijeron que no. Que ella le dijo que el señor la molestaba sexualmente desde que tenía nueve (9) años de edad. Testimonio adminiculado con el de su hijo el adolescente Orlando Emilio, quien indicó que ciertamente fue novio de la niña pero que jamás tuvo relaciones con ella, que estuvieron de novios un mes y que Enyerlyn también le contó que su padrastro abusaba sexualmente de ella, que ellos después de la denuncia terminaron y no la volvió a ver, que su mamá le contó que la vio sola con una maletica en la calle. Aunado a que se enteró por la comunidad que estaban buscando un novio a Enyerlyn para que se casaran. Todos estos testimonios adminiculados con uno de los mas importantes, el del Dr. José Gregorio Hernández, que fue fundamental y contundente en todo este caso. Quién ganándose la confianza de la niña, en la entrevista sostenida con él, le indica con detalle todo lo que pasó con su padrastro en la mañana del 29/06/11, cuando este abuso nuevamente de ella concatenando perfectamente con lo dicho por su mejor amiga Paola, la mamá de Paola, la Lic. de IDENA, que le contó nuevamente cuando abusaba de ella, que él continuo con sus labores y luego, ella se fue a la escuela, luego converso con la madre y esta le indicó que no le creía a la niña. Que la actitud de la madre le sorprendió nuevamente por lo tranquila que se presentaba en una situación como ésta, tan traumática y desde ese mismo momento quiso levantar una medida de abrigo porque sintió que la niña iba a estar en peligro si volvía al hogar materno, pero esto no fue considerado por las otras Consejeras, desconociendo el motivo. Pero tanto él como el profesor que tomo el caso desde el principio se lo dijo y no es hasta que esta Representación Fiscal levantara el teléfono y ordena al Consejo de Protección dicha medida de abrigo a favor de la niña, porque trascurridos dieciocho (18) días, luego de la denuncia la representante legal y la niña vienen a cambiar la versión de los hechos que fueron sustentados por todas las personas anteriormente señaladas, personas serias, honestas, profesionales y amigas de Enyerlyn que observaron paso a paso, que en fecha 29/06/11, a la niña pidiendo a gritos una ayuda que su madre nunca le brindó. Que aunque parezca imposible e increíble, es dantesco saber que existe este tipo de madres, si es que así se le puede llamar a la ciudadana Noemí Yeguez, que con tanta desfachatez y descaro se sienta a mentir para proteger a su hombre amparada en no se qué motivos. Porque ningún motivo justifica encubrir a un hombre que a dañado la vida de la pequeña hija de once (11) años y que las secuelas de este daño crecían en el futuro de esta niña. Que la Ciudadana Jueza la vio llorosa, nerviosa y decía cosas incoherentes, no respondió a las preguntas, por qué Ciudadana Jueza? Porque estuvo y estaba siendo manipulada por esta madre desnaturalizada, quien prefiere proteger a su hombre que a su propia hija, que llevó durante nueve (9) meses en su vientre y la vio crecer en sus once (11) años de su vida. En cuanto a la violencia psicológica, en esta sala también hicieron acto de presencia las Dra. Magali Benchimol Psiquiatra Forense, con veintidós años de experiencia y Lisett Marcano con diecinueve años de experiencia, quienes evaluaron a la niña el mismo día el 29/06/11 y al siguiente día es decir el 30/06/11, respectivamente, cuando esta niña todavía no había quedado bajo las garras de su madre quien la manipuló y obligo a cambiar la versión de los hechos que venían sucediendo, ambas indicaron que el verbatum lo tomaron directamente de la niña, que les indicó que había sido abusada por su padrastro, que la Dra. Benchimol abusando decidió sacar a la madre porque vio una situación de intimidación de la niña con respecto a ésta y concordó con la Dra. Lisette Martínez, que la niña tenia una alteración emocional, puesto antes una situación que venia pasando desde antes, que luego observó, alivio porque hablo, que era evidente la respuesta emocional con el relato que demostró que el mismo fue un hecho real, no estaba mintiendo, a ambas le llamo la atención la indiferencia de la madre referente al hecho, que esa posición y conductas emocionales de la niña son propias de las abusadas sexualmente, indicando las doctoras que como son niños tan pequeños si son presionados ocasionados por alguien mayor, se pueden cambiar las versiones de los hechos, así sucedió como lo escuchado en esta sala y como lo dijo el consejero de protección, que Enyerlyn le dijo que se sentía cohibida por su mamá y sus dos hermanitas, que como iban a quedar ellas, que él por la tesis que hizo precisamente sobre maltrato infantil y de abuso de niños, no percibió que Enyerlyn estuviera mintiendo, presentaba y en eso concuerda con las expertas, con las características de los niños abusados, ojos empañados, asustada, temblorosa, la niña lo que sentía era pánico, por último comparecieron los funcionarios aprehensores Alberto Camejo. Yanerlys Rodríguez y Fernando Hernández, quienes dan fe de la aprehensión del acusado, todos indicaron que solo procedieron a la aprehensión y que lo del abuso se lo manifestó el consejero de protección, el funcionario Angelvis Pinto, realizó inspección técnica al sitio, no encontrando ningún elemento de interés criminalistico y no lo podía encontrar porque esto venia sucediendo hace tiempo y el ultimo día 29/06/11, la violó parada y de ello no se puede conseguir evidencia por lo menos visión, porque allí no hubo resistencia de la victima. La edad de la victima (11 años de edad) se puede corroborar, a través del testimonio de ella, de la madre y de la experta en donde la colocan en el informe realizado a la victima, aquí cabe indicar que uno de los bienes jurídicos protegidos en este tipo de delitos es la libertad sexual, establecida en el articulo 78 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, articulo 32 de la Ley Orgánica de Protección del Niño, Niña y Adolescente y el 19 de la Convención de los Derechos del Niño, ya que las secuelas de un delito de esta naturaleza, en los niños de tan corta edad se verán reflejados en su vida futura tal y como lo decía la psicóloga. Indica la doctrina que las secuelas del tipo psicológico en estos casos se pueden ver de manera inmediata como en el transcurso del tiempo y que dentro de esas secuelas se pueden mencionar destrucción del autoestima, problemas emocionales las cuales varían de acuerdo a la edad de la victima y su madurez emocional, sigue indicando el Dr. Alberto Arteaga, en su libro de delitos sexuales, que el acto de violencia sexual es un ataque de honestidad a cualquier persona y mucho mas en niños, niñas y adolescentes, que en estos casos vienen a indicarlos en actos físicos de orden sexual a niños que aun no tienen la madurez física ni moral, ni psicológica, hecho que los conduce a un estado de degeneración moral, pues obligado por la fuerza colocan a la persona agraviada en situación desfavorable para su vida futura, pues ya la agraviada ante la sociedad es vista como persona que en contra de su voluntad fue obligada a iniciarse en un acto sexual que no consintió, que se le ha quitado su honestidad moral, aunque persista la física; por todo lo anteriormente expuesto solicito ciudadana jueza que ajustada a la ley, justicia y el derecho de acuerdo a lo establecido en el articulo 22 del Código Orgánico Procesal Penal, aprecie las pruebas según la sana critica observando las reglas de la lógica, los conocimientos científicos y la máxima experiencia condene al hoy acusado Juan Carlos Guevara, a la pena máxima por el delito de Violencia Sexual Continuada, previsto y sancionado en el articulo 43 ultimo aparte del la Ley Orgánica Sobre los Derechos de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, en concordancia con el articulo 99 del Código Penal y el agravante del articulo 217 de la Ley Orgánica de Protección del Niño, Niña y Adolescente; igualmente solicito en caso de que este ciudadano sea condenado, dejar sin efecto la solicitud de la niña victima, ya que ella es victima de esta sociedad que cada día se desintegra mas y que los principios y valores morales y éticos se han perdido, no tienen que crecer en un hogar tan desestructurado, victima de una madre omisiva y cómplice del acusado y de ser considerado por su persona una vez dicte sentencia, remita la misma a la Fiscalía Superior para que se le apertura una denuncia para esta ciudadana Noemí Yeguez, cedula de identidad Nº 13.347.071, por los delitos de comisión por omisión del articulo 219 de la Ley Orgánica de Protección del Niño, Niña y Adolescente y omisión de denuncia del articulo 215 de la Ley Orgánica de Protección del Niño, Niña y Adolescente, es todo.

Por su parte la Defensa, manifestó: “En vista del debate que ha suscitado en la cual mi defendido no tiene responsabilidad, por cuanto una de las piezas fundamentales, es la experto la Dra. Elvia Andrade, un día posterior encuentra una fisura que la experto dice que se produjo diez días anteriores no un día antes, otra es la declaración de la señora Yoleida quien manifestó que la niña si pudo haber mentido, cuando una persona es violada reiteradamente esto provoca, una depresión lo cual el mismo maestro dice que era una niña alegre, que si esas violaciones eran reiteradas esto no podría ser, otra premisa, es la declaración hecha por la misma madre que dice que la niña le tenía cierta circunstancia de rabia al señor y en esa edad de adolescente este le prohibía que saliera y aunado a ello lo del noviecito, por otro lado la ciudadana Yoleida Guerra, la misma mamá de Paola manifiesta que estas tenía conocimiento de lo que supuestamente estaba sucediendo, y no lo hicieron porque podría ser una mentira, el delito de violación debe suceder por una amenaza y una violencia aquí no hubo eso, existían una lesiones y fisuras mas no existía una violencia, la declaración de la niña podría suponer que podía haber mentido anteriormente. La psicóloga que le realiza la evaluación, ella le manifiesta que ella lo hacia porque el le pegaba y no la dejaba salir, en declaración por parte del novio, supuestamente el señor le manifestó que el tuviera primero relaciones con la niña. No existen elementos contundentes porque no tuvimos la certeza, por que no quedaron actas procesales de la denuncia que se realizó la primera vez, podemos concluir que no existen elementos criminalisticos ni contundentes en este hecho, la madre de la niña no manifestó en ningún momento que esta había lavado la ropa de la niña, este defensor considera que anterior a la denuncia existía la relación con el novio, la sub directora estableció una norma, por cuanto dijo que el señor era el que la buscaba la llevaba, y no cree la situación por cuanto este era un padre responsable, el señor se preocupaba cada vez que la niña iba a casa del novio, el se comportó como un padre ejemplar, lo que ratifica la segunda declaración de la niña, que hay veces, momento y circunstancias de quererse comer el mundo lo que pudo llevar a la primera declaración y mentir. En cuanto a que la mamá la botó de la casa, siendo que la niña quiso irse a la casa de su tía, cuando la llevaron a la casa abrigo la madre no tenia acercamiento a la niña por lo cual no pudo haber manipulado a la niña, quién mas que una madre para establecer si su hijo esta mintiendo o no, nadie sabe lo que esa madre llevaba por dentro, la misma mamá de Paola estableció que si pudo haber sido una mentira y por eso ella no se había metido en eso, la cual niña manifestó que ella había tenido relaciones con su novio, esta defensa considera que no existen elementos suficientes para establecer la responsabilidad de mi defendido, existen demasiadas lagunas, porque existió una relación de la niña pero no se estableció que fuera con mi defendido, considera esta defensa, que si es un cuerpo colegiado, porque existieron las premisas de aplicar esas medidas, en la segunda declaración de la niña, puede establecer que esta pudo haber mentido desde el principio, esta defensa ratifica la no culpabilidad de mi defendido, es todo”.

De conformidad con el artículo 361 del Código Orgánico Procesal Penal se le concede el derecho a Réplica a las partes, y por su parte la Fiscala en ejercicio del derecho a réplica, expuso: “El ciudadano defensor dice que la señora Yoleida tenía conocimiento, visto que esto no es así por cuanto la señora Yoleida no tenía conocimiento sino la señora Abdolia, en cuanto a la violencia física se observó en la laceración reciente, que tenia la niña y es falso que existía el noviazgo de la niña con Orlando Emilio, para esa fecha, por cuanto así lo manifestaron los mismos, esa es la conducta de los pedofilos, que sean tranquilos amables, nunca se puede pensar que van hacer un hecho como este, Enyerly esta viviendo en Cumana en casa de una tía, por cuanto su mamá no la quiere y esta estudiando por allá, no comiéndose el mundo como lo dice la defensa y esta si estuvo dieciochos días a merced de su madre, por otro lado reitero que sea declarado culpable por el delito de Violencia Sexual Continuada, Enyerlyn tanto es victima de el como de una madre desnaturalizada, es todo”.

Contrarréplica de la Defensa, quién manifestó: “La señora Adolia manifestó viva voz que ella había informado la señora Yoleida Guerra de esa situación y no se hicieron cargo y que ella no se quiso meter, en cuanto la edad estamos hablando de una niña de 11 años con un novio de 16 años, así como permitieron tener un novio de 16 años, también se le pudo permitir que este le dijera para salir e irse solos, en cuanto el examen la misma doctora dijo que se cuentan 10 días anteriores ósea el día diecinueve no el día veintinueve cuando se le examinó, lo cual no puede considerarse. Por otro lado, en el caso de la madre cada quien manifiesta como puede su reaccionar, en cuanto a la manipulación eso lo puede determinar es un medico, la niña estuvo aislada y la madre aquí mismo estableció que mantenía contacto con la niña telefónicamente, lo cual manifestó la niña que no era manipulada, es todo”.

En esta oportunidad no compareció la representante legal de la víctima, ciudadana Noemí Yeguez Aguilera.

Seguidamente se le preguntó a el acusado JUAN CARLOS GUEVARA ALFONZO¸ si tenía algo más que manifestar y este dijo: “Como lo dije cuando me presentaron, yo soy el padre de la niña porque yo la tengo desde los cuatro años, yo lo que he hecho es educarla, desde un día se fue con el novio como por tres días, ella empezó a decir que yo no tenia derecho y ella quería salir de noche y eso, para mi ella es mi hija y nunca he tenido en mi cabeza esos pensamientos con ella, yo no abuse de ella, es todo”.

Se declaró cerrado el debate oral y la Jueza se retiró a deliberar en la Sala Privada. Esta es la base fáctica sobre la cual versó el debate contradictorio de las partes, constituyendo para el Tribunal el “Thema Decidendum” en la presente causa. Así se declara.

-V-
DE LOS HECHOS QUE EL TRIBUNAL ESTIMA ACREDITADOS

Este Tribunal de Juicio con competencia en Violencia Contra la Mujer, estima acreditados los siguientes hechos:

Que la niña Enyerlyn Urbanejas se presentó un día, a la casa de Maigualida Hernández vecina y madre de Orlando Crespo, su novio, llorando y diciéndole a ésta y a él, que no quería regresar a su casa porque su padrastro quería abusar de ella, éste la molestaba sexualmente desde los 9 años y que su mamá no le creía, que su padrastro la había mandado a tener relaciones con Orlando para que luego tuviera relaciones con él; por esta razón Maigualida Hernández llevó a Enyerlyn a la carpa del DIBISE del Municipio Díaz, donde expuso a los Funcionarios de la Guardia Nacional que le atendieron, la situación y les manifestó no podía hacerse cargo de la niña. Allí Enyerlyn interpuso la denuncia en contra de su padrastro Juan Carlos Guevara y luego, la niña fue a la casa de la Sra. Maigualida y Orlando porque los Funcionarios de la Guardia Nacional le pidieron que la tuviera en su casa hasta tanto llegara la mamá de Enyerlyn, quien se encontraba de viaje. Esa noche la niña se quedo en casa de la Sra. Maigualida, Enyerlyn durmió con la hija de ésta, y en la noche vieron llegar al padrastro tocando corneta a la niña para que saliera. Días después, cuando llega la madre de la niña, Sra. Noemí Yeguez, la Guardia le hizo entrega de la niña y ésta no creía lo ocurrido y tomó una actitud agresiva. Desde ese día no se volvieron a ver Enyerlyn y Orlando. Una semana después de estos hechos, la Sra. Maigualida Hernández vio a Enyerlyn en la calle con una maleta porque la habían botado de su casa. El día veintinueve (29) de junio de dos mil once (2011) a las 10 de la mañana aproximadamente, estando la niña Enyerlyn Urbanejas lavando en su casa de habitación ubicada en la calle Miranda, casa No.67-E, municipio Díaz del estado Nueva Esparta, se le acercó el padrastro, Juan Carlos Guevara y le ordenó que se quitara el pantalón, y estando de pie la niña, éste la penetró por vía vaginal, a lo que la niña le decía que le dolía. Luego, el padrastro se puso el pantalón y se fue a cocinar. La niña se alistó y se fue para la Escuela “Ovidio Valerio Vásquez” donde cursaba sexto grado. Estando allí, la niña Enyerlyn lloraba por lo que le sucedió y es aborda por los compañeros de estudio, entre los que estaba su amiga Paola Romero, quién desde hacía algún tiempo la veía llegar a la Escuela llorando y ésta le contaba que su padrastro abusaba sexualmente de ella. Paola decide contarle lo que ocurría a el profesor Francisco Rodríguez y éste lleva a la niña Enyerlyn a la Dirección de la Escuela y a los demás alumnos los lleva al salón de clases. Estando en la Dirección de la Escuela, el Director da aviso de lo sucedido al Consejero de Protección del Municipio Díaz del estado Nueva Esparta José Gregorio Hernández. Mientras, Paola le cuenta a su mamá Adolia Silva, lo que ocurría con su amiga Enyerlyn y ésta se comunica con Yoleida Rojas Guerra, socia comunitaria del Instituto Autónomo Consejo Nacional del Niño, Niña y Adolescente (IDENA). Estas ciudadanas se trasladaron hasta la Escuela, se entrevistaron con el Director de la Escuela, la niña Enyerlyn y la madre de ésta, ciudadana Noemí Yeguez, manifestándoles ésta última, que debía llevar a la niña a la casa para resolver allí la situación, lo que fue impedido por el Director de la escuela y la Sra. Yoleida Rojas del IDENA, ya que la situación había sido advertida al Consejo de Protección del Niño, Niña y del Adolescente. De allí se trasladan Enyerlyn, su madre y el padrastro al Consejo de Protección del Municipio Díaz, se entrevistan con el consejero José Gregorio Hernández, quien entrevista por separado con la niña, quien le cuenta que había sido abusada por su padrastro Juan Carlos Guevara. Luego, sostiene entrevista con el padrastro de Enyerlyn, quien negó lo ocurrido y seguidamente, con la madre de la niña, quien dijo que la niña era una mentirosa y que le gustaba inventar cosas. El Consejero de Protección levantó un expediente administrativo del caso y llama a las autoridades de la Policía del Municipio Díaz del estado Nueva Esparta, y envían a los funcionarios Alberto Camejo, Yanerlys Rodríguez y Fernando José Hernández, quienes se apersonan a eso de las tres o cuatro de la tarde y son informados de la situación y detienen al padrastro de Enyerlyn, previamente fue impuesto de sus derechos constitucionales y legales y fue informada la representante del Ministerio Público de los hechos denunciados. De allí se trasladaron a la Comandancia de Policia de San Juan Bautista del Municipio Díaz, donde la niña interpuso formal denuncia narrando nuevamente lo sucedido y fue entrevistada la madre. Al día siguiente, treinta (30) de junio de dos mil once (2011), se le efectuó el reconocimiento médico forense a la niña Enyerlyn Urbanejas, diagnosticando la experta desfloración antigua y laceración de la vulva reciente. Se le efectuó un reconocimiento psicológico, diagnosticando la experta una reacción a estrés agudo. Y se le practicó un reconocimiento psiquiátrico diagnosticando la experta Trastorno adaptativo ansioso y depresivo F.32.0 CIE 10

La certeza que se obtuvo en la presente causa de los hechos que se desarrollaron de esa manera, surge a los medios de prueba que fueron valorados conforme a lo dispuesto en el artículo 80 de la Ley Orgánica Sobre el Derecho de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, por lo quedó demostrado el delito de VIOLENCIA SEXUAL AGRAVADA CONTINUADA, previsto y sancionado en el artículo 43 último aparte de la Ley Orgánica sobre el Derecho de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia en concordancia con el artículo 99 del Código Penal.

- VI -
DE LOS FUNDAMENTOS DE HECHO Y DE DERECHO

DE LAS PRUEBAS RECEPCIONADAS

En la audiencia oral fueron realizadas las pruebas admitidas por el Juzgado de Control y la certeza que se obtuvo de que los hechos se desarrollaron de esa manera, se obtuvo a través de los medios de prueba que fueron valorados conforme a lo dispuesto en el artículo 80 de la Ley Orgánica sobre el Derecho de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, con los siguientes resultados:

1.- La declaración de la ciudadana MAGALY BENCHIMOL DE YANEZ, quién compareció en calidad de experta, se identificó con la cédula de identidad. Nº V-5.969.973, venezolana, de 50 años de edad, de profesión u oficio Psiquiatra Forense del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas, tiempo de profesionalización 18 años. Luego de prestar juramento de ley, fue impuesta del contenido del articulo 242 del Código Penal y el Tribunal le exhibió el Reconocimiento Psiquiátrico Forense Nº 722 de fecha 29-06-2011, que corre inserta al folio quince (15) de la pieza Nº 1, conforme al 242 del Código Orgánico Procesal Penal, para su reconocimiento, manifestando la experta: “Si reconozco en contenido y firma”. Expone seguidamente lo siguiente: ”Para junio de 2011, se realiza la experticia psiquiátrica y luego de la entrevista, pude diagnosticar trastorno adaptativo ansioso y depresivo, es todo”. A preguntas formuladas por la representante del Ministerio Público, contestó. 1- ¿Qué tiempo tiene como experta? 18 años. 2- ¿Y de experiencia como psiquiatra? 20 años. 3- ¿El diagnóstico lo toma directamente de la victima o de otra persona? Directamente de la victima. 4- ¿En la entrevista la victima estaba sola? Estaba con su representante legal. 5- ¿Durante toda la entrevista estuvo con la representante? Durante toda. 6- ¿Podía indicarnos a que se refiere con “depresiva y ansiosa”? Se refiere a las alteraciones emocionales. Era una situación que tiene mas de tres meses. Esta jovencita presentaba síntomas de depresión y de ansiedad donde se veía que estaba angustiada. Ella en su entrevista relata que la situación tiene tiempo y ella se muestra ansiosa porque la representante estaba presente. 7- ¿Y esa situación de ansiedad era porque la mamá no le hubiera creído, eso lo manifestó la victima? Si, la niña. 8- ¿A través de su reconocimiento si estuviere mintiendo, se hubiera mostrado? Cuando se trata de una niña, cuando hay una mentira se nota. Ella tenía la respuesta emocional, no puedo determinar si estaba mintiendo pero lo que estaba relatando la movía emocionalmente y para nosotros eso es un indicador que esta diciendo la verdad. 9- ¿Si ella cambia el relato puede estar manipulada en ese momento? Puede pasar, lo que se ve es que a esa edad son débiles. 10- ¿Es posible que ellos cambien lo que están diciendo? Realmente esta niña, no, con su relato y su conducta emocional, es todo. A preguntas formuladas por la Defensa, contestó: 1- ¿Usted tiene algún conocimiento de casos que los niños después de dar declaraciones, cambien la misma, clínicamente se puede dar el caso? No puedo dar fe de eso. Lo que puedo decir es que es un ser frágil y pudiera interferir en su declaración. 2- ¿Puede haber ocurrido con usted? No, porque había un correlato emocional. 3- ¿La ansiedad de la niña no pudo ser por otros motivos? Los motivos yo no los puedo aseverar, es un síntoma clínico, es todo”. El Tribunal no formuló preguntas.

2.- La declaración de la ciudadana LISETTE MARCANO NARVAEZ, quién compareció en calidad de experta, se identificó con la cédula de identidad. Nº V- 11.435.642, venezolana, de 32 años de edad, de profesión u oficio Psicóloga Clínico del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas, tiempo de profesionalización 15 años. Luego de prestar juramento de ley, fue impuesta del contenido del articulo 242 del Código Penal y a quien el Tribunal le exhibió el Reconocimiento Psicológico Forense Nº 723 de fecha 30-06-2011, que consta al folio dieciséis (16) de la Pieza Nº 01, conforme al 242 del Código Orgánico Procesal Penal, para su reconocimiento, manifestando: “Si reconozco en contenido y firma”. Y expone seguidamente, lo siguiente: ”Se le hizo una entrevista, ella entra sola a la consulta. Ella dijo que había sido objeto de abuso por su padrastro. Se observó que la muchacha tenia angustia, tristeza y una posición corporal de hombros caídos y mirada cabizbaja como de vergüenza y de angustia, y ella hacia un hincapié en eso, que ella se lo decía a la mamá y no recibía apoyo en eso. Hago un diagnóstico por la reacción al estrés por los síntomas que tenía y su posición corporal, es todo”. A preguntas formuladas por la representante del Ministerio Público, contestó: 1- ¿El diagnóstico lo toma directamente de la niña? Si. 2- ¿Ella entra sola o con la representante? Sola. 3-¿Usted habló con la representante? No. 4- ¿Esos síntomas a los que usted se refiere se presentan en niños que han sido abusados sexualmente? Si. 5- ¿Si usted hubiera tenido un indicativo que estaba mintiendo, lo hubiera señalado en su reconocimiento? Si. 6- ¿Si ella le indicó todo esto, y dos meses después es evaluada por otro psicólogo y ella cambia la versión de los hechos, eso puede hacerlo? Lo puede hacer si esta presionada, coaccionada, porque es una niña muy pequeña. 7- ¿Esa reacción de indiferencia es por parte de la madre? Si, que su mamá no tomaba en cuenta lo que ella estaba planteando y sentía una indiferencia, es todo”. A preguntas formuladas por la Defensa, contestó: 1- ¿Usted dice que se pueda mantener la declaración de la niña, se puede dar el caso de mentir y reaccionar después? No, porque había muchas señales corporales que indicaban que era cierto y cuando una persona esta mintiendo no se le siente la angustia y la postura también es diferente. 2- ¿Se puede dar el caso que esta mintiendo? Yo pienso que no. Un niño para mi, no. 3- ¿Esas conductas que ella presenta, pudo haber sido manipulada con alguien? Yo pienso que no. Porque más bien, ella manifestaba que había indiferencia por parte del adulto por lo que ella estaba diciendo, es todo”. El tribunal no formuló preguntas.

3.- La declaración del ciudadano ALBERTO RAFAEL CAMEJO RODRIGUEZ, quién comparece en calidad de Funcionario, y se identificó con la cédula de identidad. Nº 11.855.561, venezolano, nacido en fecha 02-04-2012, de profesión u Oficial agregado de la Policía del estado, tiempo de profesionalización 15 años, quien luego de prestar juramento de ley fue impuesta del contenido del articulo 242 del Código Penal, quien manifestó no tener ningún tipo de parentesco con el acusado manifestando: “Eso fue el año pasado en el 2011, en el mes de junio pero no recuerdo la fecha, en labores de patrullaje en el Municipio Díaz, en San Juan Bautista, recibimos llamado radiofónico que nos trasladáramos a la sede de Protección del niño y del adolescente que se encuentra cerca de la plaza. Nos entrevistamos con el consejero José Gregorio Hernández, quien nos indicó que tenia una novedad en su despacho, una niña que había sido victima de abuso sexual y que el ciudadano que ella decía estaba ahí. Ella estaba con su madre y procedimos a realizar la revisión corporal del ciudadano, le leímos sus derechos y trasladamos todo el procedimiento al Comando. Una vez en el comando procedimos a llamar a la Dra. Adriana, quien ordenó declaración a la adolescente, a la madre de ella y que quedara el ciudadano detenido a la orden de la Fiscalía y levantamos el acta, es todo”. A preguntas formuladas por la representante del Ministerio Público, contestó. 1- ¿Con qué otro funcionario se encontraba usted? Fernando Hernández y la funcionaria Yanerlys Rodríguez, la comisión al mando mío. 2- ¿Los tres se trasladaron? Si, al Consejo de Protección del Municipio Díaz de San Juan Bautista. 3- ¿Estando en el Consejo de Protección, los hechos se lo relató el Consejero o se lo indicó la niña? No, el Consejero de Protección. 4-¿Recuerda si la niña y la madre estaban? Si. 5- ¿Se trasladaron con ustedes? Si, a todo el procedimiento. 6- ¿Una vez estando el Comando escucho los hechos directamente de la niña? No, la verdad que no. 7- ¿Llegó usted a tomar entrevista a la niña o la madre? No. 8-¿Recuerda la hora del procedimiento? En la tarde aproximadamente como entre las tres y cuatro de la tarde. 9- ¿Le manifestó el acusado sobre el hecho? No, no manifestó nada y no puso oposición a la aprehensión, es todo”. A preguntas formuladas por la Defensa contestó: 1- ¿No recuerda manifestación de la madre y la niña de los hechos? No, el doctor fue el que me relató los hechos. 2- ¿En el momento de la detención el acusado opuso resistencia? No, él en ningún momento opuso resistencia. Más bien, colaboró con nosotros. 3- ¿Dónde fue la detención? En el Consejo de Protección, es todo”. El tribunal no formuló preguntas.

4.- La declaración del ciudadano FERNANDO JOSÉ HERNÁNDEZ RODRÍGUEZ, quien comparece en calidad de Funcionario, se identifica como titular de la cédula de identidad. Nº 15.675.896, nacido en fecha 01-12-2012, venezolano, de 30 años de edad, de profesión u oficio Oficial en la Comisaría de Coche de Instituto Neoespartano de Policía (INEPOL), tiempo de profesionalización 6 años. Luego de prestar juramento de ley, manifestó sobre su actuación: “Para ese entonces andábamos en la unidad 305, con el oficial Alberto Camejo y Yanerlys Rodríguez, nos llamaron a la unidad que nos trasladáramos a la sede de protección, y nos entrevistamos con el Dr. José Gregorio Hernández quién nos indicó que había una menor que había sido abusada por su padrastro, procedimos a leerle sus derechos al ciudadano y le hicimos la revisión corporal y luego nos trasladamos a las partes a la comisaría, es todo”. A preguntas formuladas por la representante del Ministerio Público, contestó: 1- ¿A qué hora fue el procedimiento? De tres (3) a cuatro (4) de la tarde. 2- ¿Cuándo llegaron al Consejo de Protección, el Dr. José Gregorio Hernández les indicó lo sucedido? Si, él nos los indicó. 3- ¿Estaba la madre con la niña? Si. 4- ¿Todos se trasladaron hacia la Comisaría de San Juan? Si. 5- ¿Usted les tomó entrevista a la madre o la victima? No, el sumario. 6-¿Escuchó en la Comisaría a viva voz de la niña que el ciudadano había abusado de ella? No, es todo”. A preguntas formuladas por la Defensa contestó: 1-¿En ningún momento escuchó ningún señalamiento en contra del acusado por parte de la niña o su madre? No. 2- ¿En el traslado como veían ustedes a la niña? Yo la veía normal. 3- ¿Cual fue la reacción del señor cuando le dijeron que estaba detenido? El estaba siempre tranquilo y nos acompañó al Comando, es todo”. El tribunal no formuló preguntas.

5.- La Declaración de la ciudadana ANGELVIS PINO CABRERA, quién comparece en calidad de experta, se identifica con la cédula de identidad. Nº V- 12.919.329, venezolana, nacida en fecha 17-11-1976, de profesión u oficio Agregada de la Policía del estado Nueva Esparta, con un tiempo de profesionalización de 15 años, quién luego de prestar juramento de ley, fue impuesta del contenido del artículo 242 del Código Penal. Tribunal, se le exhibió la Inspección Técnica con Fijación Fotográfica Nº 809-06-11 realizada en fecha 30-06-2011 en la Calle Miranda, casa Nº E-67, Municipio Díaz, que consta de los folios cincuenta y ocho (58) al sesenta (60) de la pieza Nº 1, conforme al 242 del Código Orgánico Procesal Penal, para su reconocimiento, manifestando: “Si lo reconozco en contenido y firma”. Seguidamente manifestó: “Realice una Inspección Técnica en el sector Cotoperiz, calle Miranda, casa 67-E. La casa estaba ubicada hacia el sur con un portón corredizo, dentro del bien estaba una sala, con objetos propios del lugar, una cocina con objetos propios del lugar, pasillo que conduce a las habitaciones y una de ellas, se encuentra desprovista de puertas, y en esta tenia una sabana de color rosado, se hizo la fijación del lugar, es todo”. A preguntas formuladas por la representante del Ministerio Público, contestó. 1- ¿Para que sirve una Inspección técnica? Para describir el lugar de los hechos, no se encontró ningún objeto criminalístico, es todo”. A preguntas formuladas por la Defensa, contestó: 1- ¿No consiguieron ningún objeto de interés criminalistico en el lugar? No. es todo”. El tribunal no formuló preguntas.

6.- La declaración de la ciudadana YANERLYS RODRÍGUEZ VELASQUEZ, quién comparece en calidad de Funcionaria, se identifica con la cédula de identidad. Nº V-19.232.171, venezolana, nacida en fecha 28-06-1988, de profesión u oficio Oficial Agregada de la Policía del estado Nueva Esparta, quién luego de prestar juramento de ley, fue impuesta del contenido del articulo 242 del Código Penal, manifestó no tener ningún tipo de parentesco con el acusado, y expresó: “Recibimos una llamada de la Central, que había un procedimiento en la LOPNA. Yo me encontraba con el agente Alberto Camejo y el oficial Hernández. Estando allá, el abogado José Gregorio Hernández, Defensor del niño y adolescente nos indicó que supuestamente había una violación de una niña por su padrastro. En ese momento se procedió a la revisión corporal del ciudadano, no encontrándosele ningún objeto de interés criminalistico y se procedió a llevarlo a la Comandancia, es todo”. A preguntas formuladas por la representante del Ministerio Público, contestó: 1- ¿Para ese momento a que Comisaría estaba adscrita usted? A la Comisaría de San Juan Bautista. 2- ¿Con quién se encontraba usted? Con el oficial Alberto Camejo y Fernando Hernández. 3- ¿El Consejero, recuerda su nombre? José Gregorio Hernández. 4- ¿Era Consejero de qué Municipio? Del Municipio Díaz. 5- ¿Él le indicó por qué estaban ahí? Si. 6-¿Cuando llegaron, quienes estaban? El acusado, la niña y la progenitora. 7-¿Todos se fueron en la misma patrulla? Si, junto con el Consejero. 8- ¿Cuál fue el motivo de la aprehensión del ciudadano? El Consejero nos indicó que él había abusado sexualmente de la menor. 9- ¿Le tomó declaración a la niña o su madre? No. 10- ¿Sabe cómo se llama el funcionario que tomó la entrevista? Ángel Hernández. 11- ¿Recuerda si el procedimiento fue en la mañana y en la tarde? En la tarde. 12- ¿Llegó a conversar con la madre o la niña sobre lo sucedido? No, es todo”. A preguntas formuladas por la Defensa, contestó: 1- ¿A qué hora fue el procedimiento? Como a las 3 ó 4 de la tarde. 2- ¿Presentó alguna resistencia el ciudadano? No. 3- ¿Con quién fue entrevistada la niña? No sé. 4- ¿Por qué supieron del hecho? Por el Consejero. 5- ¿Cómo sabía él? Supuestamente por lo que le comentó la niña, es todo”. El tribunal no formuló preguntas.

7.- La declaración de la ciudadana ELVIA ANDRADE HIDALGO, quién comparece en calidad de experta y se identifica con la cédula de identidad. Nº V-4.771.626, venezolana, nacida en fecha 05-09-1957, Médico Forense del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas, tiempo de profesionalización 21 años, quién luego de prestar juramento de ley, fue impuesta del contenido del artículo 242 del Código Penal. El Tribunal exhibió a la experta, el Reconocimiento Medico Legal Nº 9700-159-362 de fecha 30-06-2011, que corre inserto al folio catorce (14) de la pieza Nº 1, conforme al 242 del Código Orgánico Procesal Penal, para su reconocimiento y manifestó: “Si lo reconozco en contenido y firma”. Manifestando seguidamente, lo siguiente: “Una niña de 11 años, llega porque fue abusada sexualmente. Le hago su examen ginecológico y encontré que para la edad eran desgarros antiguos y además, da a entender que era con coito habitual y tenia una lesión reciente en la parte que se comunica la vulva con la región anal, como un herida abierta reciente, que indica que hubo también una manipulación sexual, es una desfloración antigua y un laceración vulva reciente, es todo”. A preguntas formuladas por la representante del Ministerio Público, contestó: 1- ¿Tiempo de experiencia como médico? Veinte (20) años. 2- ¿La laceración vulvar reciente, se podría colocar una data? Máximo diez (10) días. 3-¿Cuando dice que la lesión es reciente da a entender que fue entre cuando se formuló la denuncia y que se examinó? Si. 4-¿El relato que toma es de la niña o de otra persona? Yo hablo primero con la representante y después con la niña. 5-¿En este caso hablo con la niña? No recuerdo, es todo”. A preguntas formuladas por la Defensa contestó. 1-¿En las laceraciones que presenta la niña, pudo ser antes o recientes? Yo la vi el treinta (30). Entonces, se cuentan diez (10) días atrás. 2- ¿La laceración y la desfloración, es lo mismo? No, la laceración es una fisura en la parte afectada, es todo”. El Tribunal no formuló preguntas.

8.- La declaración de la adolescente PAOLA ROMERO SILVA, quién comparece en calidad de testigo, se identificó como venezolana, titular la cédula de identidad. Nº 26.842.793, venezolana, nacida en fecha 31-08-1999, de doce años de edad, estudiante de primer año de Educación Media, quien manifestó no tener ningún tipo de parentesco con el acusado, expresó sobre los hechos: “Ella, a veces, llegaba llorando, diciendo que el padrastro había abusado de ella pero que no quería decir nada, y que cuando se lo decía a su mamá, ésta no le creía e incluso que una vez, fue a poner la denuncia a la Carpa y la mamá, la fue a quitar. Enyerlyn, ese día llegó llorando y le preguntamos lo que había pasado y nos contó que el padrastro había abusado de ella y se lo dijimos al profesor y éste nos dijo que era un caso muy delicado. Entonces, yo llamé a mi mamá y cuando ella llegó se metieron en la Dirección y luego, no supe nada porque nos metieron al salón, es todo”. A preguntas formuladas por la representante del Ministerio Público, contestó. 1-¿Que tiempo tenías como amiga se Enyerlyn? Desde que estábamos en sexto grado. 2- ¿Eran muy amigas? Nos teníamos mucha confianza y nos la pasábamos juntas. 3- ¿Ella siempre te comentó que su padrastro abusaba de ella? Si. 4- ¿Qué te decía? Qué estaba en su casa sola y el padrastro abusaba de ella. 5- ¿Y te contaba cómo? Una vez me dijo que le metió el dedo. 6-¿Te decía por donde abusaba de ella? Por la vagina. 7- ¿Te decía si su mamá estaba ahí? No. 8- ¿Te llegó a contar si tuvo algún novio, como se llamaba? Si, Orlando. 9- ¿Te llegó a contar si tenia relaciones con él? No tenían relaciones. 10- ¿Cuánto tiempo duró esa relación de ella con Orlando? Varios meses. 11-¿Para el momento de los hechos, ellos habían terminado o estaban juntos? Creo que habían terminado.12- ¿Recuerda el año o el mes? En el 2011. 13- ¿Qué te manifestó ella ese día? Ella nos contó que el padrastro había abusado de ella, otra vez. 14- ¿Ese mismo día? Si, en la mañana. 15- ¿Por qué tu llamaste a tu mamá? Yo se lo dije primero al profesor Francisco. Y a mi mamá porque ella conocía a una señora que trabajada con el IDENA. 16- ¿Cómo se llama tu mamá? Adolia Silva. 17- ¿La llamaste? Fui a la casa a buscarla. 18- ¿Qué hizo tu mamá? Ella llamó a Yoleida que trabaja en IDENA. 19- ¿Enyerlyn te comentaba si había dicho eso? Ella le contó a la mamá y no le creyó. Que era muy mentirosa. 20.- ¿Quién le decía que era mentirosa? La mamá. 21- ¿Ella era mentirosa contigo? No. 22- ¿En que forma te contaba ella las cosas que le hacía su padrastro? Llorando. 23- ¿Te llegó a contar si su mamá la llegó a botar de su casa? Ese día la mandaron para la Isleta. 24- ¿Qué te dijo de la denuncia que la mama retiró? Que ella había ido a la Carpa a denunciarlo y la mamá, la retiró. 25- ¿Qué otras amiguitas se pasaban con ustedes? María y Anabel. 26- ¿Tú conocías a su padrastro? De vista. 27- ¿Tú llegaste a planear con ella que denunciaran esto? No. 28- ¿Escuchaste si lo planeó con Maria y Anabel? No, ella lo que quería es que él dejara de hacerle lo que estaba haciendo. 29- ¿Ella te llegó a decir si le tenía rabia a su padrastro? No le tenía miedo. 30- ¿Te llegó a decir si le pegaba? No. 31- ¿Antes de la segunda denuncia, ella ya había terminado con Orlando o en la primera? Después de la primera denuncia, antes de la segunda, es todo”. A preguntas formuladas por la Defensa, contestó: 1- ¿Desde que tiempo se encontraba ella en esa situación? Desde que comenzaron las clases. 2- ¿Por qué no le habían contado a tu mamá nada? Porque ella no quería, le daba miedo. 3- ¿Miedo por qué? No sé. 4- ¿No te contó con quién fue a poner esa denuncia? No sé. 5- ¿Cómo era el señor con ustedes? No, nada. Sólo buenos días y más nada. 6- ¿Ella te contó que había terminado con su novio? Si, creo que fue después de la denuncia. 7- ¿Ella te contaba que iban a algunos lugares? Él la buscaba a la escuela. 8- ¿No sabes si iban al cine o la playa? Creo, que una vez fueron a la playa. 9- ¿Ustedes fueron a fiestas solas? No. 10- ¿Ella les comentó que quería hacerle algo al padrastro por que le tenía rabia? No. 11- ¿Conocías a la mamá de Enyerlyn? Si. 12- ¿El día que ella llegó a la Escuela, Enyerlyn te lo cuenta a ti? Se lo contó a las otras niñas y después a mí, cuando íbamos a entrar en el salón. 13- ¿Ese día Enyerlyn les dijo que quería que le dijeran a otras personas? No, nosotras fuimos las que le dijimos que se lo dijeran al profesor. 14- ¿Ella te comentó cuantas veces el padrastro abuso de ella? No. 15- ¿Y cómo se enteran de eso? Por la veces que ella iba llorando al Colegio. 16- ¿Quién iba a buscar a Enyerlyn a la Escuela? Ella se iba sola. 17- ¿Enyerlyn te llegó a comentar lo que el padrastro le había propuesto al novio de ella? No. 18- ¿Después de esa denuncia no tuviste mas contacto con Enyerlyn? Hasta la graduación que fue a la fiesta, es todo”. A preguntas formuladas por el Tribunal, la adolescente contestó: 1- ¿Cuando Enyerlyn les decía que abusaban de ella, se refería abuso sexual? Si. 2- ¿Cuando hablaba de esos abusos sexuales, a quien se refería que abusaba de ella? Su padrastro. 3-¿Sabes el nombre de su padrastro? No, es todo”

9.- Declaración de la Adolescente ENYERLYN NOELYS URBANEJAS YEGUEZ, quien comparece en calidad de victima, se identifica con la cédula de identidad. Nº V-28.074.348, venezolana, de 12 años de edad, nacida en fecha 09-08-1999, estudia el primer año y domiciliada en Guiria, estado Sucre; quien manifestó: “Yo estoy arrepentida. Yo hice eso porque yo le tenía rabia y no me dejaba salir para ninguna parte. Yo dije que él abusaba de mí. Pensé que a él, lo iban a tener detenido por unos días y no fue así. Yo también tuve relaciones con un ex novio mío y yo quiero olvidar esto. Yo estoy arrepentida. Quiero que esto termine y no quiero saber más nada de esto, es todo”. A preguntas formuladas por la representante del Ministerio Público, contestó: 1- ¿Cómo se llamaba tu novio con el que tuviste relaciones? No quiero decir el nombre. 2- ¿Qué edad tenía ese novio? Trece (13) años. 3- ¿Dónde vivía ese novio? (no contestó). 4- ¿Dónde lo conociste? En Cotoperiz uno. 5 -¿Estudiaba contigo? No. 6- ¿Dónde te veías con él? En su casa. 7- ¿Dónde quedaba su casa? En Cotoperiz. 8- ¿Cuándo estabas con él, en su casa, su familia estaba ahí? No. 9- ¿Cuántas veces tuviste relaciones con él? Una sola vez. 10- ¿Eso fue el mismo día que pusiste la denuncia o antes? Antes. 11- ¿El mismo día que pusiste la denuncia tuviste relaciones con ese joven? No. 12- ¿Nadie te tocó ni nada ese día que pusiste la denuncia? No. 13- ¿Al día siguiente tu fuiste al ginecólogo, en la medicatura forense? Si. 14- ¿Cuánto tiempo duraste con ese novio? Dos meses. 15- ¿Por qué indicaste que el acusado Juan Carlos Guevara, te violó? Porque él no me dejó salir para una fiesta y yo le tenía rabia. 16- ¿Tú habías interpuesto otra denuncia cinco días antes, por qué éste señor te molestaba? Si. 17- ¿Cuándo pusiste la denuncia con quien fuiste? Una vecina. 18- ¿Cómo se llama? No recuerdo. 19-¿Por qué interpusiste la denuncia ese día? Dije que él me había tocado. 20- ¿A que persona de tu escuela le contaste? A mi profesora y mis amiguitas. 21- ¿Cómo se llama tu profesora? La profesora, no me acuerdo y la Sub Directora se llama Yaditza. 22- ¿Y tus amiguitas cómo se llaman? Paola, Maria Gabriela y Génesis. 23- ¿Tú le llegaste a manifestar a tú mamá lo que te pasó con Juan Carlos Guevara? No. 24- ¿Y cuando lo denunciaste en INEPOL, si le dijiste a tu mamá? Ella lo supo en ese momento. 25- ¿Antes no le habías dicho? No. 26-¿Cuándo pusiste la denuncia en la Carpa de la Guardia Nacional, ellos no hicieron nada? No. 27- ¿Tú quieres mucho al señor Juan Carlos Guevara? No, yo le tengo rabia. 28- ¿Cuánto tiempo tuviste en la Entidad de Atención? Un mes. 29- ¿Sabes por qué estuviste ahí? Porque yo quise ya decir que no fue y fue cuando me pasaron para la Casa Abrigo. 30- ¿Tú mamá tiene hijos con el señor Juan Carlos Guevara? Dos hijas. 31- ¿Quieres mucho a tus hermanitas? Si. 32- ¿Por qué no quieres decir el nombre de tu ex novio? Porque no quiero involucrar a más gente en esto, es todo”. A preguntas formuladas por la Defensa contestó: 1- ¿Desde que tiempo conoces al señor Juan Carlos? Desde los tres (3) años de edad. 2- ¿Cómo es la relación con él? Le tenía rabia, no me gustaba como era él, conmigo. 3-¿Cómo era contigo? Él me regañaba. 4- ¿Por qué hiciste los comentarios en la escuela? Porque yo quería que él se fuera de la casa y yo quedarme sola con mi mamá y mis hermanitas. 5- ¿Cómo te llegó esa idea? Mis amiguitas me dijeron y yo pensé que lo iban a dejar un tiempo y después él se iba a ir. 6- ¿Cuándo van al Consejo de Protección, es que tú mamá sabe todo el problema que existe? Si. 7-¿Cuándo tuviste relaciones por qué no le dijiste a tú mamá? Porque no tenía confianza con ella. 8- ¿Ese novio lo hizo a la fuerza contigo? No, es todo”. A preguntas formuladas por el Tribunal, contestó: 1- ¿Qué le contaste a tus amigas y a la Sub Directora, de lo que te hacía el señor Guevara? Que él me pegaba y abusaba de mi y mi amiguita me dijo que dijera “esto y esto” y después ellas le dijeron al Sub Director. 2- ¿Qué le dijiste al Director? Que él me tocaba. 3-¿Cuándo fue eso? No me acuerdo. 4- ¿En qué grado estabas? Sexto grado. 5-¿Quién te lleva al Consejo de Protección? La Sub Directora, mi mamá y mi padrastro. 6- ¿Por qué fueron todos? Porque una señora del Consejo de Protección, los notificó. 7- ¿Y ahí declaraste? Si, en la LOPNA y después en San Juan. 8- ¿Qué declaraste? Que él abusaba de mi y me maltrataba. 9- ¿Estabas sola? Con mi mamá. 10- ¿Por qué ahora dices que eso era mentira? Porque yo estoy arrepentida y no pensé que fuera a durar tantos meses. 11- ¿El señor Guevara te maltrataba? Él me regañaba y decía que me iba a pegar. 12- ¿Tenías tu propia habitación? Si. 13- ¿El señor Guevara entraba a tu cuarto? No porque ellos tenían su habitación. 14- ¿Cuántos vivían en tu casa? Seis (6) con mi tío. 15-¿Alguien te dijo que dijeras que lo que había pasado con el señor Guevara era mentira? No. 16- ¿Tú mamá ha visto al señor Guevara? No sé. 17- ¿Desde cuanto estuviste planeando decir que el señor Guevara abuso de ti? Como tres (3) días o cuatro (4) días. 18- ¿Cómo se llama la vecina con la que pusiste la denuncia en la Guardia Nacional? No me acuerdo. 19- ¿Por qué hablaste con ella y no con tu mamá? Porque ella estaba de viaje y yo no le quería decir porque no tenía confianza con ella. 20- ¿Qué tiempo paso para que le dijeras a tus amiguitas y al Sub Director? Un (01) mes después. 21- ¿Cuando pusiste la denuncia el señor Guevara estaba con ustedes, nunca te dijo nada? No. 22- ¿Cuando yo hice la denuncia él estaba en otra Sala. 23- ¿Por qué no quieres dar el nombre de tu novio? Porque no quiero alargar más esto. 24- ¿Estas conciente que el delito que se atribuye al señor Guevara, es un delito grave? Si, después que pasaron los meses. 25- ¿Tu novio estudiaba contigo? No. 26- ¿Estudiaba en el mismo Colegio? Él estaba en el Liceo y a veces, iba para la Escuela. 27- ¿Qué edad tenías cuando hiciste la denuncia? Doce (12) años. 28- ¿Cuando fue eso? No recuerdo. 29- ¿CuÁndo cumpliste años? El nueve (09) de agosto. 30- ¿Cuando conociste a tu novio? El año pasado, en enero. 31- ¿Cuánto tiempo estuviste con él? Dos (02) meses. 32- ¿Por qué no siguieron juntos? No sé, es todo.”

10.- La declaración de la ciudadana NOEMI YEGUEZ AGUILERA, quién comparece en calidad de testigo y se identificó con la cédula de identidad. Nº V-13.347.071, nacida en fecha 05-11-1975, venezolana, quien manifestó que el acusado Juan Carlos Guevara es su concubino, por lo que se le impuso del contenido del articulo 49.5 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, y manifestó su deseo de declarar, y expresó: “Yo lo que puedo decir es lo que me dijo la niña, que su padrastro no había sido, y yo lo comunique a la LOPNA y al multidisciplinario, es todo”. A preguntas formuladas por la representante del Ministerio Público, contestó 1-¿Usted interpuso la denuncia en la Comisaría de San Juan? Me pusieron a firmar un papel, pero yo en ningún momento formulé la denuncia. 2-¿Quién le puso a firmar el papel? El comandante, él me dijo que firmara y yo lo hice sin leer. 3- ¿Usted sabe leer y escribir? Si. 4-¿Se recuerda el nombre? No, él era el que estaba ahí. 5- ¿Fue el que tomó la denuncia? Si. 6- ¿Antes de esa denuncia, anteriormente había interpuesto una denuncia en la Guardia Nacional por el mismo motivo? No, eso lo hizo una señora. 7- ¿Sabe cómo se llama? No. 8- ¿Sabe por qué la señora interpuso la denuncia? Porque el tocaba a la niña. 9- ¿Dónde se encontraba usted, cuando eso? Estaba de viaje en Caracas. 10- ¿Cómo supo usted lo que había pasado? Mi concubino me llamó y me dijo que la niña se había ido para la casa de la señora y se quedo ahí esos días. 11- ¿Cómo se enteró de la denuncia? Fueron a mi casa y me dijeron que tenía que presentarme en la Carpa de la Encrucijada. 12- ¿Puede ubicar a esa vecina? Si. 13-¿Qué tiempo tiene viviendo con el acusado? Nueve años y medio. 14- ¿Tiene hijos con él? Si, dos (2). 15- ¿Qué acción tomó usted cuando la vecina interpuso la denuncia? Yo hablé con la niña y me dijo que no había sido así y la llevé a la casa de una cuñada. 16- ¿Usted llevó a la niña a un ginecólogo? Si. 17- ¿Cuál? No me acuerdo. Eso fue en la Clínica Diagnóstico de Porlamar. 18- ¿Por qué la llevó al ginecólogo? Porque el noviecito que ella tenía vivía en la casa donde ella se quedó. 19- ¿Era consentido ese novio? No. 20-¿Qué edad tenia ese novio? No sé. 21- ¿Sabe cómo se llama? Luís Orlando. 21-¿Que hace él? Estudia. 22- ¿Qué le dijo la ginecóloga a donde la llevo? La ginecóloga me dijo que la niña estaba perfectamente. 23- ¿No sabe que pasó con la denuncia de la Guardia Nacional? No. 24-¿En que Escuela estudiaba su hija? No me acuerdo. 25- ¿Dónde esta ubicado ese Colegio? Cotoperiz II. 26- ¿Conoce a la Sub Directora del Colegio? Del nombre no me acuerdo. 27- ¿Cuando fue al Consejo de Protección estaba ahí la Sub Directora? No, estaba otra señora. 28-¿La conocía? No. 29- ¿Qué grado estudiaba su hija? Sexto grado. 30- ¿Conocía al profesor? Si, se llama Francisco. No me acuerdo su apellido. 31- ¿Conocía a las amiguitas de su hija de la Escuela? Muy poco. 32- ¿No conoce a Paola, María Gabriela y Génesis? De vista. 33- ¿Sabe donde viven? No. 34- ¿Podría indicar la dirección de la ciudadana que interpuso la denuncia en la Guardia Nacional? En Cotoperiz I. 35- ¿En que mes se enteró que él era novio de ella? No recuerdo. 36-¿Sabe que vinculo tiene Luís Orlando con la señora que puso la denuncia? Es el hijo. 36- ¿De dónde saco el funcionario, todo lo que pusieron en la denuncia? No sé. 37- ¿Habló usted con la médico forense? Si. 38- ¿Qué le dijo? Qué tenía una broma viejo y una broma reciente. 39- ¿Tiene conocimiento si antes del 29 de junio, su hija tenía todavía relaciones con ese novio? No le se decir porque ella me había dicho que había terminado con él. 40- ¿Sabe por qué la niña estuvo en el Centro de Protección? Porque cuando la llevé y usted la entrevistó no sé que le dijo y usted me puso por el suelo y se llevaron a la niña al Consejo de Protección. 41- ¿Qué tiempo tuvo ella ahí? Diecinueve (19) días. 42- ¿Por qué usted es tan distante con esa niña? Yo siempre la llamo y le pregunto cómo va y cómo se esta portando. 43- ¿Cuándo fue a la Fiscalía por qué no me dijo que la habían obligado a firmar? Porque usted no me dejó hablar y me puso por el suelo y me dijo que la niña estaba mintiendo. 44- ¿En su casa vivía su papá? Si, cuando viene por temporadas. 45- ¿En el momento que interpusieron la denuncia él estaba ahí? Si. 46- ¿Usted visita al señor Guevara? No. 47- ¿Su hija era buena alumna? Si, la Escuela se llama Ovidio Valero Vásquez, se encuentra en Cotoperiz I. 48- ¿Qué le manifestó la niña posteriormente? Ella me dijo que no había sido él, que había sido un noviecito que ella tiene pero no me dijo el nombre. 49- ¿No era Luís Orlando? No me dijo. 50- ¿Maltrataba el señor Guevara a su hija, le pegaba? No. 51- ¿Desde que edad vive la niña con el señor Guevara? Desde que tiene cuatro (4) años. 52- ¿Nunca tuvieron relación de afectividad, quienes le compraban sus cosas? Entre los dos. 53- ¿Por qué la niña le tiene tanta rabia al señor Guevara? Porque él la regañaba y ella le decía que no era su papá para que la regañara. 54-¿Usted llegó a sacar de su casa a la niña en alguna oportunidad? Cuando hubo la primera denuncia la lleve a casa de mi hermano. 55- ¿Por qué? Porque nosotros no queríamos que estuviera con nosotros. Ella prefirió irse a casa de la tía antes que quedarse con nosotros. 56- ¿Por qué prefirió eso? La niña me dijo que quería irse para casa de su tía. 57- ¿Cuánto tiempo pasó de la denuncia de la Guardia antes que ella regresara? Como veinte (20) días. 58- ¿En que momento dejó de visitar al señor Guevara? Fui una vez para que me firmara unos cheques y no volví a ir porque me lo prohibieron. 59- ¿Quién le prohibió que lo visitara? La gente de la LOPNA, es todo”. A preguntas formuladas por la Defensa contestó: 1-¿Cómo era la relación en el hogar entre la niña y el señor? Para mi era normal, todo era tranquilo. 2- ¿Cuándo formuló la denuncia el funcionario, le comentó de que se trataba? No. 3-¿Quién declaró ese día? Sería la niña porque a ella la pasaron sola. 4- ¿Quién estaba con ella? Una señora de IDENA. 5- ¿Él no le manifestó porque iba a quedar detenido el señor? No. 6- ¿Cuándo tiene conocimiento de la denuncia interpuesta en la Guardia? Cuando me llamaron y lo de la LOPNA, también. 7- ¿La niña le manifiesta por qué le denunció? Porque el no es su papá y no tenía derecho. 8- ¿La denuncia que hizo ella es por la rabia que le tiene? Yo creo que si. 9- ¿Qué le manifestó ella en el Consejo de Protección? Ella ahí no me dijo nada. En la escuela fue que me dijeron lo que había pasado. 10- ¿El noviecito que ella menciona, usted no sabe como se llama? Luís Orlando, es el único que yo le conocí. 11- ¿Ese día anterior de la denuncia no se acuerda si ella llegó tarde? Ella iba con sus amiguitas para ensayar un baile, es todo. A preguntas formuladas por el Tribunal contestó: 1- ¿Cuándo la llaman de la Guardia Nacional y le informan, qué hace usted? Bueno, yo le pregunté y ella me dijo que fue porque él, a veces, la regañaba y él no era su papá. 2- ¿Ella no le contó por qué fue con una vecina y no con usted? No me quiso decir. 3- ¿No le preocupo la denuncia realizada contra su pareja? Si, pero ella me dijo que no había sido así. Ella me decía que no fue su papá. Que ella no pensaba que eso iba a llegar hasta allá. 4- ¿La niña en ese tiempo tuvo infecciones vaginales? La ginecóloga me dijo que tenía una infeccioncita y le mandó un tratamiento. Me dijo que estaba virgen y lo que tenia era una pequeña infección y le mandó un tratamiento. 5- ¿De qué año es la denuncia de la Guardia Nacional? No me acuerdo, creo que fue el año antes pasado 2010, es todo”.

DE LAS PRUEBAS NUEV